Lunes, 16 de Mayo de 2011

Los sindicatos europeos critican que el peso de crisis recae en los trabajadores

EFE ·16/05/2011 - 11:25h

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) denunció hoy en Atenas en la inauguración de su XII Congreso que los trabajadores europeos son quienes están pagando la crisis económica y las decisiones políticas erróneas para afrontarla.

"Los trabajadores de Europa saben que hay una alternativa a la austeridad y al gobierno económica de la Comisión Europea", declaró el secretario general de la CES, John Monk, en una rueda de prensa.

"Queremos ver a los políticos europeos aumentando los tipos impositivos a los ricos, creando eurobonos para ayudar a los países que afrontan problemas para pagar su deuda soberana y adoptar un plan para el empleo de los jóvenes", añadió.

Los sindicatos europeos también urgen a la Unión Europea (UE) a "escuchar las voces a favor de la aplicación de un impuesto a las transacciones financieras en Europa" dentro de la zona del euro.

Durante las tres jornadas del congreso que se celebra cada cuatro años, más de 80 sindicatos tratarán sobre soluciones para "hacer frente al ataque brutal que sufren los derechos y la situación de los trabajadores en Europa".

Monks denunció que los sueldos y la autonomía de la negociación colectiva están "amenazados directamente" por el Pacto por el Euro Plus, adoptado en el último Consejo Europeo de Primavera, que comprende "presiones" para reducir los sueldos como fórmula para mejorar la competitividad.

Los sindicalistas reunidos en Atenas llaman a la Unión Europea (UE) a "combatir el aumento del euroescepticismo y de la derecha nacionalista, que dañarán a la UE si alcanzan el poder".

La CES se mostró solidaria con los trabajadores griegos que afrontan las consecuencias de una profunda crisis presupuestaria, y Monks declaró que "la austeridad no está dando frutos (...) y la única forma de que Grecia pueda cumplir con sus obligaciones es por medio del crecimiento"

Monks puntualizó que "toda la UE está en peligro" y que "la gestión económica de los Gobiernos no debe de estar sólo basada en la austeridad".