Lunes, 16 de Mayo de 2011

Votantes de Zúrich rechazan prohibir el "turismo suicida"

Reuters ·16/05/2011 - 12:34h

Los votantes en la ciudad suiza de Zúrich rechazaron el domingo las propuestas para prohibir el suicidio asistido y el llamado "turismo suicida", descartando la posibilidad de impedir que los extranjeros viajen a Suiza para recibir ayuda con la que poner fin a sus vidas.

Las primeras proyecciones indicaron que los electores habían rechazado ambas iniciativas en referendos locales por un 80 por ciento de los votos, dijo la agencia de noticias suiza SDA. Aproximadamente 200 personas anualmente se suicidan con ayuda en Zúrich.

El suicidio asistido ha estado permitido en Suiza desde 1941 si se practica por una persona que no sea médico y no tenga un interés personal en la muerte. La eutanasia, o la "muerte por compasión", sólo es legal en Holanda, Luxemburgo, Bélgica y el estado de Oregón, en Estados Unidos.

Muchos enfermos terminales extranjeros -particularmente de Alemania, Francia y Reino Unido- viajan a Suiza a suicidarse, aprovechándose de las leyes suizas que están entre las más liberales del mundo en este tema.

Sin embargo, un aumento del número de extranjeros que busca poner fin a sus vidas en Suiza, y un estudio que concluyó que cada vez hay más personas que buscan un suicidio asistido en el país sin sufrir enfermedades terminales, han provocado un acalorado debate.

El Gobierno suizo ha dicho que está estudiando cambiar la ley sobre el suicidio asistido para asegurarse que sólo se utilice como el último recurso en las enfermedades terminales, y limitar el "turismo suicida".

El grupo pro derecho a morir Exit acordó normas para regular el suicidio asistido con los fiscales de Zúrich, con la esperanza de que puedan al final constituir la base para una regulación nacional.

Los extranjeros no están explícitamente excluidos de las nuevas reglas, pero un médico suizo que prescriba el anestésico mortal debe haberse reunido al menos dos veces con el paciente durante un periodo de tiempo determinado para estar seguro de sus deseos.