Lunes, 16 de Mayo de 2011

EEUU: plan Medicare podría quedar sin fondos antes de lo pensado

Reuters ·16/05/2011 - 12:32h

Por Glenn Somerville y Pedro da Costa

Dos de los programas sociales más populares del Gobierno estadounidense para la ancianidad, Medicare y Social Security, agotarán sus fondos antes de lo pensado dado que el menor crecimiento de la economía socavaría sus ingresos, dijo el viernes un informe.

Fideicomisarios de ambos fondos dijeron que el fondo fiduciario de Medicare está proyectado que se agote en el 2024, no en el 2029 como se estimaba el año pasado, y que el programa de jubilación de Seguridad Social quedará sin dinero en el 2036, no un año después como se pensaba originalmente.

Las últimas proyecciones surgen en medio de un intenso debate entre el Gobierno demócrata de Barack Obama y la oposición republicana sobre cómo frenar la enorme deuda del país, que llegará a su límite legal de 14,3 billones de dólares el lunes.

Una de las partes del debate se ha centrado en si estos dos costosos programas de bienestar debiesen estar sobre la mesa. El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, los juntó rápidamente en una apelación a los legisladores para que suban el límite de la deuda.

"Quiero instar nuevamente al Congreso a actuar tan rápido como sea posible, de manera que todos los estadounidenses sigan confiados en que el país cumplirá con todas sus obligaciones, no solo nuestros pagos de intereses sino también los compromisos con nuestros mayores", dijo Geithner en una rueda de prensa.

GRUPO ADVIERTE DE RECESION

Un reporte separado que dará a conocer el lunes un centro de estudios llamado Tercera Vía advirtió que si la inacción de Washington obligaba a una moratoria de deuda del país -lo que nunca ha ocurrido- podría hundir a la economía en la recesión.

Pero un sondeo realizado entre el 5 y el 8 de mayo por Gallup mostró que un 47 por ciento de los ciudadanos quiere que sus representantes en el Congreso se opongan a un alza en el techo de la deuda, sugiriendo que la batalla política que se levanta podría ser larga.

Antes de los informes de los fiduciarios de ambos programas sociales, el representante Xavier Becerra, el principal demócrata en la Comisión de Medios y Arbitrios en Seguridad Social, dijo que esperaba demostrar que el lento crecimiento económico ha golpeado duro a todos, incluyendo a la Seguridad Social.

Pero dijo que el programa, que entregaba beneficios a casi 60 millones de personas a fines del año pasado, no debería ser utilizado en el actual debate sobre el déficit.

"Hay un consenso creciente de que la Seguridad Social no ha contribuido ni con un centavo a la deuda nacional y no es un objetivo adecuado para reducir déficit", dijo en una entrevista.