Lunes, 16 de Mayo de 2011

Busquets estará en Wembley

El organismo europeo desestima sancionar al centrocampista catalán por insultos racistas contra Marcelo

NOELIA ROMÁN ·16/05/2011 - 12:18h

EFE - El entrenador del FC Barcelona Pep Guardiola (d) da instrucciones al centrocampista Sergio Busquets.

La UEFA dio ayer un par de buenas noticias al Barcelona que, a su vez, fueron un serio revés para el Madrid. De entrada, el máximo organismo del fútbol europeo decidió, a través de su Comité de Control y Disciplina, archivar el expediente abierto a Sergio Busquets por supuestos insultos racistas a Marcelo en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones. Acto seguido, el Comité de Apelación también rechazó el recurso del Real Madrid contra la decisión ya tomada por Disciplina de deses-timar las protestas del club blanco por la presunta "conducta antideportiva" de hasta ocho jugadores del Barça en el mismo partido, celebrado el 27 de abril. El comité condena, además, al Madrid a pagar las costas de este proceso.

Así, Busquets podrá disputar la final de Wembley, como quería Pep Guardiola, porque el juez único del Comité de Control y Disciplina estimó el domingo la resolución se comunicó ayer que no existen pruebas "sólidas y convincentes" para demostrar que el centrocampista azulgrana llamó "mono" a Marcelo, tal y como sostiene el Madrid. Tampoco se deduce del escrito para probar que, como asegura el Barça, lo que dijo Busquets fue "mucho morro".

El club blanco insiste en que no denunció a Busquets por racismo

Paradójicamente, después de todo el revuelo armado, el club presidido por Florentino Pérez emitió un comunicado, a última hora de ayer, en el que insiste en que no pidió a la UEFA que actuara contra Busquets por este motivo. Y remite al inspector de dicho organismo que abrió de oficio un expediente contra Busquets. El Madrid estima que el hecho de que no haya sido parte del procedimiento sancionador y de que la UEFA no le haya comunicado la resolución directamente dice haberla conocido a través de los medios prueban su versión.

Fuentes de la entidad azulgrana replican, sin embargo, que tienen constancia de que, en su recurso de apelación a la primera resolución, el Madrid presentó un certificado labial de la acción, además de la declaración de Marcelo asegurando que el medio delBarça le había llamado "mono" con el objetivo de probar que vulneró el principio de respeto e incurrió en un acto racista, que le podría haber costado cinco partidos. El Madrid niega haber aportado dicho certificado y asegura que fue la UEFA quien requirió al lateral brasileño para confirmar los hechos. La UEFA, en su comunicado, también contradice al club blanco, pues señala que desestima "el informe presentado por el Madrid".

Curiosamente, el presidente del Barcelona, Sandro Rosell, recibió ayer una carta por mensajería de su homónimo madridista en la que Florentino Pérez le felicitaba, seis días después, por la consecución de la Liga y le deseaba suerte para la final de la Liga de Campeones del próximo día 28 en Wembley.

La UEFA condena al Madrid a pagar las costas del caso contra los jugadores

Las costas para el Madrid

En el caso de los ocho jugadores a los que el Madrid acusa de conducta antideportiva, el Comité de Control y Disciplina no ofrece argumentos a la hora de desestimar el recurso del club blanco sobre el caso. En su momento, justo antes del partido de vuelta de las semifinales de la Champions, el juez único de este comité consideró que no había existido "una estrategia para provocar" a los jugadores del Madrid, como denunció el club blanco. El mismo juez, y el mismo día, también decidió desestimar la denuncia del Barcelona contra José Mourinho por faltar al honor del club azulgrana.

El Barça, sin embargo, pudo adherirse al expediente que la UEFA abrió de oficio contra el técnico del Madrid y por el que, posteriormente, fue castigado con cinco partidos, sanción recurrida y pendiente de resolución definitiva. El club azulgrana, que ya decidió no recurrir la sanción de tres partidos a Pinto, ni pretende ni puede hacer nada más en el caso de Mourinho.

 

Noticias Relacionadas