Lunes, 16 de Mayo de 2011

Tablas y todos tan felices

L. J. MOÑINO ·16/05/2011 - 01:00h

 

Athletic y Málaga sumaron un punto que certificó los objetivos de ambos. San Mamés asistió a la confirmación de que volverá a ver partidos continentales, aunque le costó ver cómo lo concretaba su equipo. Lo hizo en un doble penalti. Los dos lanzados por David López. El primero reventado en el larguero y de cuyo rebote se originaron las manos de Eliseu que provocaron el segundo.

El Málaga, que se presentó con la permanencia virtualmente asegurada, planteó un partido incómodo, del mismo perfil con el que había sumado cinco victorias consecutivas Otra vez con Apoño abrochando el cinturón de seguridad de un equipo que no se desordenó ni cuando se quedó con diez por la expulsión de Demichelis.

El partido era suyo y lo rubricaba el gol de Recio bordeando el intermedio.

El Athletic funcionó a espasmos y cuando olió el gol se le apareció Caballero, en especial en un trallazo de Castillo. Llegado del Elche en invierno, Pellegrini fichó un portero que ha tenido mucho que ver en la salvación de su equipo con actuaciones prodigiosas.