Lunes, 16 de Mayo de 2011

Compromís invoca la dignidad para conjurar el fantasma del voto útil a IU

Disputa el voto a Izquierda Unida, a la que los sondeos sitúan como tercer espacio político en Les Corts

BELÉN TOLEDO ·16/05/2011 - 01:00h

Joan Ribó, Mónica Oltra, Enric Morera, Mireia Mollà y Josep María Pañella, ayer, en el mitin central de Compromís. juan navarro

El encargado de abrir el mitin central de Compromís que ayer se celebró en el Palacio de Congresos de Valencia no fue un político. Lejos de los usos habituales del resto de partidos, quien se ocupó de dar la bienvenida a los asistentes fue un grupo de pop. Para terminar de huir de cualquier convencionalismo, el vocalista del grupo no dio los buenos días, como hubiera correspondido a la hora que marcaba el reloj las 12 de la mañana, sino que gritó, a pleno pulmón, "bona nit". La confusión causó un júbilo sin límites entre el público, compuesto en su mayoría por jóvenes. "¡Debe de ser que todavía no se ha acostado!", se oyó entre risas.

La anécdota sirve para ilustrar el tipo de mitin que ayer ofreció Compromís y, por extensión, su campaña electoral. La imagen que la formación quiere mostrar es la de una nueva forma de hacer política, moderna y esencialmente dirigida a los jóvenes. Por eso, la escenografía del acto recurrió a las nuevas tecnologías y la música en directo. Casi más importante que los políticos que hablaban eran las tres grandes pantallas que presidían el escenario: una para reflejar los discursos de los candidatos encuadrados en un estratégico mar de banderas movidas por el público, otra para emitir vídeos de presentación y publicidad, y una tercera para la participación directa de los asistentes a través de Twitter. En ella se sucedían los mensajes de ánimo y de elogio a los líderes de la formación. Entre parlamento y parlamento, elaborados vídeos presentaban a los oradores o hacían publicidad de los principales mensajes políticos de la formación.

La formación tira de Twitter y música en directo para atraer el voto joven

Sin tradición ideológica

Compromís es una coalición de tres partidos Iniciativa del Poble Valencià, Els Verds y el Bloc Nacionalista Valencià formada hace tres años. Por eso no tiene una sola tradición ideológica ni una antigüedad capaces de ser, por sí mismas, una tarjeta de presentación ante el electorado. No obstante, lo que en principio podía ser un defecto, la coalición lo ha convertido en virtud. Han conjurado el peligro de aparecer como un batiburrillo de distintas opciones por la vía de sustituir las grandes ideologías por una política de pequeños mensajes dirigidos a la vida cotidiana. El lema electoral, "som com tu", es una muestra de ello.

En esta línea, un buen resumen de la forma de hacer política de la coalición es uno de los vídeos emitidos, realizados por la agrupación de Paterna. En ella, los principales candidatos saltan delante de la cámara y guían al espectador a través de las calles del municipio. En la grabación, los políticos se mezclan con gente de todas las edades, y van mostrando a la cámara una infinidad de pancartas con reivindicaciones variadas: "Volem TV3", "nuclear no", "escola en valencià", "no a la tala", "horta viva", "Sáhara Lliure", "teatre en valencià", "por la igualdad" e incluso "no a la kk".

La estrategia es desgranar pequeñas propuestas y no grandes ideologías

El vídeo electoral de Compromís es otra muestra de esta política de buscar soluciones a los problemas de cada día. En él, cada uno de los candidatos asume un compromiso con el electorado. Entre las propuestas, están la gratuidad del transporte público para jóvenes, la creación de puestos de trabajo ligados al cuidado de niños y ancianos, o una de las propuestas estrella: la creación de una red de escuelas infantiles de 0 a 3 años.

En el mitin también hubo, sin embargo, sitio para las grandes ideas. Mireia Mollà, de Iniciativa del Poble Valencià, propugnó la modernización de la industria y la protección de la agricultura. Juan Ponce, de Los Verdes, propuso alternativas sostenibles para revitalizar la economía, como la industria del reciclaje, las energías limpias o la rehabilitación de viviendas.

"David contra Goliat"

Pero, más allá de las propuestas concretas, el principal mensaje del mitin fue un agresivo rechazo de las encuestas, que condenan a Compromís a quedarse por debajo del 5% de los votos y, por tanto, fuera de Les Corts. Los candidatos luchan contra el fantasma del voto útil de los votantes de izquierdas, que en esta ocasión acaparará, según los sondeos, Izquierda Unida. Mónica Oltra, la número dos de la lista por Valencia y la candidata más conocida y querida por los votantes de la coalición, clamó por el "voto digno".

Pidió a los asistentes al mitin que imaginaran que, por un solo voto útil caído en "la tentación de votar a los partidos grandes", Compromís se queda a un solo sufragio de entrar en Les Corts Valencianes: "¡Qué voto más inútil!", clamó. Oltra, que hasta hace tres años militaba en IU, evitó citar a su formación anterior pero, entre líneas, la atacó duramente: "El voto útil es para que el que pide el voto durante cuatro años, no quince días y luego se va de vacaciones".

Enric Morera, líder del Bloc y candidato por Compromís por ser su partido el de más peso dentro de la coalición, acusó a PP y PSOE de intentar invisibilizarlos a través de "sus antenas mediáticas". "Somos David contra Goliat", afirmó, "pero no saben que nosotros somos gente invencible". Morera pronosticó que en la recta final de campaña, Compromís seguirá creciendo y llamó a pedir el voto incluso en el día de reflexión.

Noticias Relacionadas