Lunes, 16 de Mayo de 2011

El penúltimo gran servicio de Kanouté

El Sevilla derrota a la Real Sociedad

ALBERTO CABELLO ·16/05/2011 - 01:00h

 

Hace ya mucho de aquello. De una calurosa noche de agosto en la que el Sevilla se precipitó al vacío en esa eliminatoria previa de Championsante el Sporting de Braga. Pues bien, a mediados de mayo parece que nada ha cambiado, que la llegada de un nuevo entrenador o la entrada de nuevos jugadores no ha servido para que este Sevilla se ponga de una maldita vez a jugar bien al fútbol.

Cuesta encontrar un partido en el que el equipo, más allá del resultado, haya firmado un encuentro redondo. La sensación de pesadez y de estar metido hasta la rodilla en el fango no ha variado mucho. Esa versión tan escuchimizada tiene toda la pinta de que le va a dar para meterse en Europa otro año más. Las individualidades permanecen. La buena temporada de Negredo, el goteo de Kanouté, cuatro o cinco carreras de Navas y el aire fresco de Rakitic le van a permitir al club salvarse del suspenso.

El encuentro de anoche ante la Real sirvió para cerrar un círculo. Para agradecer a Kanouté el que puede ser su último gran favor al Sevilla. Sus dos goles le dan a los de Nervión la clasificación para la Europa League. Así que, si las cosas no cambian mucho en los próximos días, la de ayer pudo ser su despedida delPizjuán. La afición le recordó a la directiva que, en su plantilla para el año que viene, el malí es imprescindible, más allá de lo que piense la dirección deportiva. La grada intuyó que la noche era de despedidas. También Renato y Dragutinovicse llevaron su homenaje.

El delantero africano ha sido actor principal del equipo, que ha engalanado su palmarés con seis títulos más. En cinco de las seis finales marcó. Un sector de la grada le considera ya como el mejor jugador de la historia de la institución. Si no lo es, cerca debe andar. No faltó a la llamada en partido tan importante. Hizo falta sacar su vertiente goleadora paradesatascar una noche en la que la Real Sociedad planteó un ritmo bajito, nada de estridencias. Ante equipos con ese planteamiento es con los que el Sevilla ha encontrado más problemas. Le dejan toda la iniciativa y es cuando se pone a prueba la capacidad creativa. Ahí aparece un agujero negro que retrata las deficiencias.

A pesar de todo ello, siempre queda la pegada. Kanouté y Negredo aseguran un número de goles importante. De eso se ha alimentado esta peripecia tan irregular de Manzano por Nervión.