Lunes, 16 de Mayo de 2011

El PSOE de Barreda mantiene una reñida ventaja sobre el PP

Sólo un punto separa a ambas formaciones. Los socialistas lograrían 25 escaños y los conservadores 24

PUBLICO ·16/05/2011 - 06:00h

Un escaño y un punto a favor del PSOE. Esa es la diferencia que refleja el muy reñido horizonte electoral inmediato en Castilla-La Mancha. Los dos partidos mayoritarios han echado el resto en campaña en el territorio que gobierna José María Barreda, convertido para socialistas y conservadores en un termómetro del éxito o el fracaso electoral. El hecho de que el PP presente como candidata a su secretaria general, María Dolores de Cospedal, confiere a este duelo una relevancia que cruza las fronteras de la comunidad.

Según refleja el Publiscopio, el PSOE obtendría 25 de los 49 escaños en juego. El PSOE tiene ahora 26, aunque la reforma de la legislación electoral autonómica aprobada esta legislatura ha añadido dos diputados más al Parlamento regional. El PP lograría 24 representantes, tres más de los 21 con los que cuenta.

IU vuelve a quedar sin representación, igual que UPyD, en una Cámara en la que el juego bipartidista destierra la política de alianzas y cuenta resultados en términos de mayorías absolutas. Los socialistas obtendrían el domingo el 47,5% de los votos y los conservadores el 46,5%.

Provincias clave

Ambas formaciones empatan en escaños en las cinco circunscripciones de la región salvo en una, Ciudad Real, la única con número impar de representantes. Es aquí donde el PSOE conquista el escaño que le otorga la victoria, al ganar por seis puntos de diferencia al PP. La otra provincia clave es Guadalajara, donde los seis puntos de ventaja del PP no le sirven para romper el empate a cuatro diputados. Si la victoria de los conservadores se ampliase de aquí al próximo 22-M a más de nueve puntos, entonces el reparto de escaños en Guadalajara sería de 5 a 3 a favor del PP, y Cospedal ganaría los comicios.

Las distancias en el resto de circunscripciones son de dos puntos a favor del PSOE en Toledo y Cuenca y de cuatro en beneficio del PP en Albacete.

El candidato socialista adelanta a la conservadora en la mayoría de indicadores. Barreda alcanza una puntuación media de 6,1 en una escala de 0 a 10 en valoración, mientras que Cospedal logra una nota de 4,8.

Barreda inspira mucha o bastante confianza al 47% de los castellano-manchegos, porcentaje que baja en el caso de Cospedal al 28,7%.

Un 48,5% califica de buena o muy buena la gestión de Barreda como presidente, que considera regular el 32,1% y mala o muy mala un 17,8%. El 28,3% defiende como buena o muy buena la labor de oposición de Cospedal, el 28,9% la califica de regular y un 31,9% de mala o muy mala.

El 51% de los ciudadanos aprueba la gestión del Gobierno de Barreda, frente a sólo un 32,8% que la desaprueba.

Noticias Relacionadas