Domingo, 15 de Mayo de 2011

Cristiano es leyenda

Con sus dos goles, suma 38 e iguala el récord de Zarra y Hugo

ENRIQUE MARÍN ·15/05/2011 - 23:27h

 

Mientras Mourinho sigue empeñado en fraccionar el Madrid, por dentro y por fuera, en los despachos y en la calle, su equipo ha encontrado un motivo en torno al que unirse para terminar la Liga como debería haberla afrontado desde el principio: buscando insaciablemente el gol. Un objetivo al alcance de la mano cuando se tiene a un devorador como Cristiano, dispuesto y capacitado para romper todas las marcas que se le pongan por delante. Con sus dos goles, el portugués suma ya 38 e iguala el récord absoluto de la Liga, a falta aún de un partido contra el colista.

Frente al divide y vencerás con el que Mourinho pretende acaparar todo el poder en el club -suponiendo que no lo tenga ya-, sus jugadores han enarbolado el golea y vencerás. Con la Liga decidida a favor del Barça y sin Cristiano teniendo que disimular sus ansias de éxito personal, en la búsqueda y captura del Pichichi y la Bota de Oro, el Madrid repitió en El Madrigal, si no las exhibiciones de San Mamés, Mestalla y el Pizjuán, sí otra demostración de fuerza.

Los blancos han asaltado consecutivamente los campos de los cuatro equipos que le preceden en la clasificación. Casi sin despeinarse, aunque de más a menos, el Madrid de Cristiano volvió a demostrar su potencial, tanta veces infravalorado por su propio entrenador, y no sólo cuando se ha medido cara a cara con el Barça.

El Madrid también gana en El Madrigal y el Villarreal acaba finalmente cuarto

Cristiano es insaciable y si sus compañeros juegan para que él marque, él golea para que su equipo gane. A falta de más títulos colectivos, el portugués persigue retos que perduren en la historia del fútbol español y europeo. Si los tres goles al Getafe le llevaron a colocarse a dos goles del trono que comparten Zarra y Hugo Sánchez, ambos con 38 goles, los dos de hoy le permiten igualarles. La visita del Almería no puede ser más propicia para que CR7 establezca una nueva marca.

Zarra la fijó tras disputar 30 partidos con el Athletic en la temporada 1950-51 y Hugo Sánchez la igualó en la 1989-90 después de 36 encuentros con el Real Madrid. Cristiano, que suma los mismos goles en 38, es el primer futbolista en la historia de la Liga que ha marcado tres o más goles en seis partidos del torneo. Además, es el primero que logra 76 puntos -dos por cada gol- en la clasificación de la Bota de Oro, trofeo que premia al delantero más eficaz de todas las ligas de Europa. Con Messi a siete goles de distancia, esta será su segunda Bota de Oro, tras la ganada en la temporada 2007-08 con 31 goles, aún en el Manchester United.

Frente al divide y vencerás de Mou, su equipo enarbola el golea y vencerás

Pero la cosa no queda ahí. Si ante el Almería prolonga su racha realizador, Cristiano dejará muy alto el récord absoluto de goles en todas las competiciones de un jugador del Real Madrid y en España. El luso suma 51, frente a los 49 de Puskas de la temporada 1959-60. El segundo registro, que Messi se lo arrebató precisamente a Puskas hace tres semanas, cuando anotó el segundo gol del Barça ante Osasuna (2-0) y llegó al medio centenar. Cristiano suma ahora 52, entre Liga, Copa y Liga de Campeones.

La disposición del Madrid fue peculiar en El Madrigal, con Ramos de lateral izquierdo y Marcelo por delante. Con Granero junto a Xabi Alonso en el eje. Después de un par de inquietantes llegadas del Villarreal, bastó una una vertiginosa transición defensa-ataque del Madrid, de apenas tres toques, a la salida de un córner de los amarillos, la culminó Marcelo, picando el balón ante la salida a la desesperada de Diego López.

No habían pasado ni cinco minutos, cuando Cristiano ejecutó una falta directa que le valió el gol 37 de su cuenta particular. Ya al final, el portugués repetiría con otro golazo de tiro libre. Entre medias, marcó Cani. Con esta derrota y el empate del Valencia, el Villarreal no logra el tercer puesto y deberá jugar la previa de la Liga de Campeones.

Ficha del partido

1 - Villarreal: Diego López; Mario, Musacchio, Marchena, Capdevila; Borja Valero, Senna (Nilmar, m. 73), Bruno, Cani (Cazorla, m. 69); Marco Ruben (Cicinho, m. 86) y Rossi.

3 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Carvalho, Ramos; Granero (Albiol, m. 88), Xabi Alonso; Kaká (Özil, m. 70), Cristiano, Marcelo; y Benzema (Di María, m. 64).

Goles: 0-1. M. 17. Contragolpe del Madrid, Marcelo recibe un pase adelantado de Kaká y pica ante la salida de Diego López. 0-2. M. 22. Cristiano, de falta directa, aunque Diego López llega tocar el balón. 1-2. M. 50. Cani, llegando desde atrás, a pase de Mario desde la derecha. 1-3. M. 90 (+3). Cristiano, de falta directa, por toda la escuadra.

Árbitro: Undiano. Amarilla a Borja Valero, Cani, Capdevila, Bruno y Xabi Alonso.

El Madrigal: 24.000 espectadores.