Lunes, 16 de Mayo de 2011

La zona euro pierde a su gran aliado en días clave

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, tenía que negociar esta semana el nuevo paquete de ayudas a la economía griega

DANIEL BASTEIRO ·16/05/2011 - 08:30h

Un funcionario de la Comisión Europea coloca la bandera británica caída, antes de una cumbre en 2010. reuters

La política europea ensalza con entusiasmo a los líderes en activo, a los que las instituciones europeas se cuidan de criticar, pero también sabe desembarazarse de manera impersonal de los que caen en desgracia. Lo sabe bien Axel Weber, durante meses máximo favorito a presidir el BCE, al que lo traicionó su carácter y las ambiciones en la empresa privada. Hoy verá cómo su competidor, el italiano Mario Draghi, recibirá la bendición de los ministros de Economía del euro para el puesto. En el caso de Dominique Strauss-Kahn, el primero en pasar página fue ayer el Gobierno griego, que afronta la negociación de un segundo programa de ayuda tras el naufragio del acordado hace un año.

Tanto el rescate de Grecia, como los de Irlanda o Portugal, han estado coparticipados por el FMI. Washington ha contribuido con un tercio de los fondos necesarios y se ha implicado en la negociación, exigiendo reformas en el país junto a los técnicos de Bruselas o el BCE. "Tenemos un programa específico en el que el FMI está incluido y continuamos desarrollándolo", aseguró George Petalotis, portavoz del Ejecutivo heleno. "No es un asunto de personas concretas, sino de acuerdos institucionales", aseguró.

Desde el Gobierno griego creen que se retrasará la solución a su problema

Sin embargo, las cualidades personales de Strauss-Kahn y la rehabilitación del FMI para la economía poscrisis que muchos ministros le reconocen habían hecho de él un gran activo en la lucha contra la inestabilidad en los mercados. Pese a la fría despedida que probablemente le espera, el director gerente estaba hasta ayer considerado como un potente aliado por la zona euro. Ciudadano de uno de los países fundadores, Francia, hizo uso de su gran experiencia en política económica europea y acompañó sin trabas las difíciles decisiones de la zona euro sobre Grecia, Portugal e Irlanda. Ayer, Angela Merkel lo esperaba en Berlín para analizar en alemán lengua que el jefe del FMI habla con fluidez la urgencia y detalles del segundo rescate griego. Pese a que no asistió, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, consideró que "la solución a los problemas no se ve afectada". "El FMI es una institución bien organizada y es plenamente operativa y tendrá un representante en las reuniones claves", dijo en un programa en televisión, informa Efe. Sin embargo, fuentes del Gobierno griego citadas por Reuters reconocen que el arresto "va a causar retrasos a corto plazo casi con toda seguridad. Strauss-Kahn conocía muy bien la situación de Grecia".

La reunión con Merkel era en ese sentido definitiva. En el orden del día del encuentro que los ministros de la moneda única celebran hoy no figura como tal el segundo rescate de Grecia, ya que los técnicos del FMI, el BCE y la Comisión Europea se encuentran todavía en Atenas evaluando las necesidades de capital de la economía. Sin embargo, en los últimos días se han multiplicado los contactos y las reuniones. Hace diez días, los cuatro ministros del euro con silla en el G-20 (Alemania, Francia, Italia y España)se reunieron en privado para avanzar en la negociación. La semana pasada, tanto el presidente de la Comisión, José Manuel Durão Barroso, como el del Consejo, HermanVan Rompuy, acudieron a Berlín para reunirse con Merkel, piedra angular de los rescates del euro.

La presencia de Strauss-Kahn en la reunión de hoy era más que probable. En ella, además de Grecia, los 17 países del euro darán carpetazo al rescate de Portugal, que en las próximas semanas comenzará a recibir parte de los 78.000 millones de euros comprometidos, 26.000 aportados por el FMI. La aprobación del rescate, pactado con el Gobierno portugués, no reviste grandes dificultades tras el visto bueno de Finlandia, donde dos partidos implicados en la formación de un nuevo Gobierno se negaban hasta la semana pasada a dar su visto bueno.

Strauss-Kahn nunca puso trabas a los rescates de los países europeos

Al director gerente lo esperaban en la capital comunitaria también el miércoles, en un seminario que estaba destinado a convertirse en un cónclave informal de todos los que tienen una influencia decisiva sobre el rescate de Grecia.

La fórmula del segundo rescate está todavía por perfilar, pero podría incluir más fondos para refinanciar la economía helena en los próximos dos años, una nueva rebaja del interés que paga por el préstamo, nuevos recortes, la aportación de garantías por parte de Atenas y hasta la petición a la banca privada de que no huya de Grecia.

El FMI envía hoy a la reu-nión europea a su número tres, Nemat Shafik.

Noticias Relacionadas