Lunes, 16 de Mayo de 2011

Rabat impide una marcha contra las prisiones secretas

El penal de Temara es considerado por Amnistía Internacional un centro de tortura

RAÚL TORRES ·16/05/2011 - 01:00h

La marcha al centro de detenciones ilegales de Temara para pedir el cierre de todas las prisiones secretas en Marruecos resultó ayer una misión imposible. Jóvenes del Movimiento 20 de Febrero, islamistas, activistas de derechos humanos y los periodistas locales y extranjeros fueron reprimidos por fuerzas antidisturbios y miembros de la Dirección de Seguridad Territorial vestidos de paisano.

La marcha partió desde un centro comercial a las afueras de Rabat con la intención de caminar durante un kilómetro y medio hasta la confluencia con el bosque de Temara, donde supuestamente se encuentra este centro secreto de detenciones ilegales. El centro ha sido denunciado en repetidas ocasiones por organismos internacionales, como Amnistía y Human Rights Watch, por torturar a los detenidos acusados de terrorismo, fundamentalmente, desde el atentado de Casablanca en 2003. Precisamente, el Partido islamista Justicia y Desarrollo solicitó el mes pasado al Ministerio de Interior la apertura de una investigación sobre esta cárcel ilegal.

Al primer grito de "Libertad, libertad", las Fuerzas de Seguridad comenzaron a correr detrás de los manifestantes, que tuvieron incluso que refugiarse en edificios de viviendas particulares. Cincuenta personas resultaron heridas y 44 fueron detenidas, aunque más tarde serían puestas en libertad, excepto un miembro del Foro Marroquí para la Verdad y la Justicia.

Los agentes ganaban en número a los propios manifestantes, "lo que muestra que el carácter represivo del Gobierno no ha cambiado y confirma su miedo a que se sepa lo que ocurre en este centro de torturas", explicó Jadiya Riyad, presidenta de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos.

Las autoridades marroquíes justificaron ayer su intervención argumentando que "la manifestación se disolvió por no disponer de permiso previo".