Lunes, 16 de Mayo de 2011

"¿Qué hago, puedo entrar en mi casa o no?"

Desconcierto vecinal por el 'baile' de las señales que marcan si un bloque es habitable

D. A. / M. Á. C. ·16/05/2011 - 08:00h

D. A. / M. Á. C. - Técnicos del Ayuntamiento revisan el estado de uno de los bloques. vicent llops

Los vecinos de Lorca están desconcertados ante el baile de colores y formas de los símbolos que los técnicos han pintado en las fachadas de sus edificios. "Ya no entiendo nada. Al principio sólo había círculos de tres colores, rojo, amarillo y verde, pero ahora es una locura", opina Ramón Yeste, de 50 años, frente al número 33 de la carretera de Granada. El portal tiene un círculo verde y un interrogante amarillo. "¿Qué hago, puedo entrar en mi casa o no?", le pregunta Yeste a un miembro de la Unidad Militar de Emergencias (UME). En teoría, el verde indica que la casa es habitable, el amarillo que se puede entrar brevemente a recoger enseres y el rojo que no se puede entrar. En los portales hay círculos, interrogantes, cruces y hasta espirales. Algunos están tachados con aspas de otros colores.

El jueves pasado, el Ayuntamiento se puso como objetivo, en un solo día, hacer un examen rápido de todos los edificios. Algunos técnicos agotaron los sprays rojos y verdes y utilizaron los amarillos para escribir "R-O-J-O" con una caligrafía ilegible, lo que provocó la confusión de algunos vecinos, que entraron en los bloques a por sus pertenencias. El rojo es para las casas donde se prohíbe entrar por amenaza de derrumbe. En algunos barrios corrió el rumor de que unos ladrones pintaron el primer día pintura roja sobre las señales verdes de los técnicos para que los vecinos no durmiesen en sus casas por la noche y así aprovechar su ausencia.

Un portal tiene un círculo verde y un interrogante

Pero la mayoría de las rectificaciones las han realizado los técnicos para anunciar la mejora de las condiciones de habitabilidad de un inmueble o para advertir del descubrimiento de nuevos daños. Para Francisco Hoyo, vecino de 32 años del barrio de San Diego, el cambio de señal verde o amarilla a roja es "lo más grave". "Nos dijeron que podíamos entrar y nos pusieron en riesgo", se queja. Las rectificaciones de mejora se han producido tras el apuntalamiento, el refuerzo de las estructuras o las revisiones más sosegadas (algunas viviendas han tenido ya cinco chequeos).

Demoliciones

Los edificios que no han cambiado de color son los marcados con un punto negro, que serán derribados. Uno de ellos es el Grial, el que se encuentra en peor estado en Lorca. El concejal de Urbanismo, Francisco García, decretó ayer su demolición, la primera orden de este tipo tras el terremoto. El hundimiento de uno de sus pilares inclinó el miércoles todo el bloque, hasta abrir una brecha de un palmo entre la última planta y el bloque colindante. El edificio contiguo, que hasta ayer estaba en amarillo, lo han pintado con dos pequeños puntos negros.

Al agotarse el spray rojo, los técnicos usaron el amarillo y pusieron: R-o-j-o

Por su parte, el alcalde, Francisco Jódar, ha insistido estos días en que "el objetivo de las inspecciones es que las señales amarillas pasen a verde". Para los vecinos que no puedan regresar a sus casas, prometió que "en breves días" todos estarán realojados. Junto a una cruz verde, los técnicos que revisaron el edificio Indalecio Prieto, de viviendas del sindicato UGT, advirtieron en una nota informativa: "Queda prohibido el acceso a las terrazas". El cartel lo colgaron después de que uno de los vecinos detectase el tambaleo del muro que protegía la azotea. Por precaución, la UME acordonó la zona y lo lanzó al vacío.

En el portal de este bloque la compañía Reale Seguros pegó ayer un folio con las condiciones del seguro. En el apartado de "garantías contratadas" se incluyen explosiones, rayos, vandalismo, lluvia, viento, nieve, inundación, humo, acciones tumultuarias y huelgas, impactos pero nada de seísmos. Esto generó una nueva incertidumbre entre los vecinos, que debatieron acaloradamente sobre si la compañía o el Consorcio de Compensación de Seguros se harían cargo de los desperfectos.

Noticias Relacionadas