Domingo, 15 de Mayo de 2011

El viento musical en catalán, liderado por Manel, vuelve a soplar en España

EFE ·15/05/2011 - 16:07h

EFE - El cantante del cuarteto catalán de folk-rock "Manel", Guillen Gisbert (i), durante un concierto. EFE/Archivo

El súbito éxito en España de bandas que cantan en catalán y el cartel de "entradas agotadas" un mes antes del concierto de los Manel esta semana en Madrid confirman que el viento musical en catalán vuelve a soplar por la geografía peninsular. Queda por ver qué velocidad alcanza y hasta dónde llega.

La colocación de "10 milles per veure una bona armadura", su último trabajo, en la parrilla de salida en las tiendas y su presencia incansable en iTunes, foros y redes sociales de internet reafirma que estamos ante un hecho nuevo, ya que solo cantautores consagrados como Joan Manuel Serrat o Lluís Llach habían conseguido ascender hasta el primer puesto de ventas.

El lunes 16 y el miércoles 18, el cuarteto barcelonés Manel -auténtico fenómeno social en Cataluña-, presentará, en el madrileño Teatro Lara sus delicadas letras y contrapuntos vocales e instrumentales ante un público expectante y ávido de conocer de primera mano al grupo que arrasa en ventas y cuenta como fan incondicional a otro vencedor de esta temporada: Pep Guardiola.

El despegue del cohete Manel comenzó en 2008, con "Els millors professors europeus" que consiguió un disco de oro, con 36.000 copias, en plena crisis discográfica.

Su segundo disco "10 milles per veure una bona armadura" que salió a la venta hace un par de meses, de la mano de Warner Music, ha besado ya el primer puesto en las listas de ventas, según Promusicae, la asociación que engloba a los productores musicales de España.

Estos datos, inusuales en el actual panorama de la industria discográfica en España, son todavía más paradójicos si los enmarcamos en el ámbito catalán, donde solo tocaron esos techos de ventas cantantes reconocidos mundialmente como Serrat, con varias obras, y Llach, con "Barcelona.Gener del 1976" y "Campanades a mort".

Con un estilo sencillo pero difícil de definir aunque es próximo al universo galáctico de Jaume Sisa (gran admirador de la banda) y Pau Riba, Manel bebe también del pop callejero tipo Beirut e incluso del folk americano de los sesenta, donde el espíritu de "The Boxer" de Simon and Garfunkel sobrevuela de principio a fin el "Soldadet" del último disco.

A pesar de ser los autores de casi todas sus canciones, ha sido con su delicada versión acústica de Common People ("Gent normal") de los ingleses Pulp, grabada en el interior del mercado de Sant Antoni, de Barcelona, con la que han tenido un fuerte efecto viral en internet, y fue, el pasado verano, la banda sonora de la campaña de promoción del canal Barça TV, del CF Barcelona, bajo el lema "Vuelve la gente normal".

Pero no son los últimos en desembarcar en la plaza musical madrileña, donde la semana pasada estuvo el quinteto Els amics de les Arts, que se limitó, en su primera visita, a dos actuaciones, un encuentro acústico, un "showcase" de media hora, al que asistieron dos docenas de privilegiados, y al día siguiente tocaron en el café La Palma, que llenaron a reventar.

Els Amics de les Arts, que han vendido ya casi 20.000 unidades de su primer trabajo, "Bed & breakfast", construyen su carrera, fundamentalmente con el boca oreja y su actividad en la red. En el último año y medio el grupo ha ofrecido 115 conciertos y ha agotado las entradas en sus dos actuaciones en el Palau de la Música a las pocas horas de ponerse a la venta.

Y el espacio se ensancha: mientras los rumberos de La Pegatina y la provocación política de los valencianos de Obrint Pas copan Youtube, los pioneros de la nueva hornada de folk-pop emergente en la lengua de Jacint Verdaguer, los mallorquines de Antònia Font, Premio Nacional de Música de Cataluña 2008, actuarán en Madrid el próximo 24 de mayo para presentar su último trabajo, "Lamparetes".

Todo indica que en la música procedente de las comunidades catalanohablantes se está moviendo algo diferente a lo que sucede en el resto de España, y que hay una "tercera vía", que lideran los Manel, que supera tanto las propuestas estrictamente comerciales, como las barreras sociológicas de lo puramente "indie".

Fernando Ruiz.