Domingo, 15 de Mayo de 2011

El consistorio de Lorca contrasta los datos de los acogidos en el campamento del Huerto

EFE ·15/05/2011 - 13:41h

EFE - Una mujer y sus niños descansan en una tienda de campaña del campamento de atención a los damnificados por el terremoto de Lorca que vive su rutina de espera, alojamiento y alimentación dentro de la excepcional situación.

El Ayuntamiento de Lorca está contrastando la identidad de las 2.750 personas acogidas en el campamento del Huerto de La Rueda después de los terremotos del miércoles pasado, cuyos datos de filiación han sido recogidos por la Cruz Roja.

Fuentes municipales han explicado que se trata de comprobar que residen realmente en el municipio y han resultado afectadas por los temblores.

Han añadido que se pretende evitar que "aprovechados" que no son damnificados se beneficien de alimentas, mantas y otros servicios que se facilitan a quienes no tienen dónde ir a causa de los temblores.

Un portavoz de la Cruz Roja ha precisado que se busca también que el campamento sea una instalación coyuntural, y no se convierta en algo permanente.

Éste es el mayor de los tres campamentos instalados por la Unidad Militar de Emergencias (UME) y asistidos por la Cruz Roja.

El número de albergados ha aumentado en 500 personas entre el viernes y el sábado, aunque puede deberse a personas procedentes de otros campamentos o de los que están agrupados en otras zonas.

Los que pasan la noche en el de Las Viñas han bajado de 500 a 200, aunque los servicios como alimentación y utensilios de aseo personal se mantienen para cinco centenares, mientras que 400 permanece en el del instituto Ibáñez Martín.

Aparte, hay otras zonas donde se agrupan personas por su cuenta que reciben atención por parte de equipos móviles de Cruz Roja, hasta superar las 4.000 en total, incluidos los campamentos.