Domingo, 15 de Mayo de 2011

Los funcionarios irrumpen en la campaña y cargan contra Griñán

Los sindicatos de trabajadores públicos mantienen el pulso al Gobierno en una marcha por el centro de Sevilla

RAÚL BOCANEGRA ·15/05/2011 - 08:00h

Una multitud de adolescentes se apelotonaba a las puertas de la FNAC de Sevilla para ver al actor Mario Casas (A Coruña, 1986). "¿Has visto qué guapo es?", decía una de ellas. Al lado, en la Plaza Nueva, se congregaba un nutrido grupo de personas con camisetas naranjas, bocinas y pancartas en ristre, dispuestos a elevar su voz por encima del griterío adolescente, que confiaba en hacerse una foto con el chico del momento.

La marcha de los funcionarios, convocada por los sindicatos CSIF, Ustea, Safja, SAT y varias plataformas de empleados públicos, comenzó pasadas las 12 de la mañana. Miles de personas tomaron la avenida de la Constitución al grito de "pumba, pumba, pumba, el cortijo se derrumba" y "adiós, adiós, hemos venido a despedirnos del Gobierno de Griñán". A pesar de estos eslóganes, claramente políticos, los convocantes trataron de desvincular su protesta de los comicios del próximo 22 de mayo y manifestaron que la coincidencia de fechas es fruto de la casualidad. "No es nada político, si coincide con las elecciones municipales, es pura coincidencia y porque los estatutos y protocolos de integración de las nuevas agencias que contempla la reordenación se han aprobado en estas fechas".

Los convocantes dicen que la coincidencia con el 22-M es casual

Los sindicatos de trabajadores públicos han logrado en plena campaña aunque con una considerable menor asistencia que en otras convocatorias mantener vigente el pulso que iniciaron hace varios meses contra la reordenación del sector público emprendida el año pasado por el Ejecutivo de José Antonio Griñán.

El Gobierno aprobó en el verano de 2010 una reforma del sector que eliminaba 111 entes públicos y modificaba la personalidad jurídica de otros 16, una medida que afectaba a más del 43% de las 254 empresas y entidades públicas de la Junta. El objetivo de la remodelación era reducir el déficit público, dotar a la Administración de una estructura "más eficiente y moderna, así como mejor organizada". La Junta confiaba en ahorrarse unos 100 millones de euros hasta 2013.

Las protestas sostenidas en el tiempo por todos los sindicatos, debido a las incertidumbres laborales que generó la reordenación, y también al malestar producido por el recorte de salarios impulsado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero llevaron a una negociación en la que sólo participaron finalmente UGT y CCOO. Tras varios encuentros y rectificaciones, el Ejecutivo envió el decreto al Parlamento para convertirlo en ley. La aprobación de la norma ya muy mascada y con garantías para los trabajadores de que no iban a ver menoscabados sus derechos con los votos del PSOE en la Cámara calmó las protestas en la calle. Los sindicatos, excepto CCOO y UGT, y el PP, que ha tratado de pescar en río revuelto, presentaron luego varios recursos judiciales para parar una reforma que no les convence. Y ayer retomaron la calle.

Se corearon eslóganes políticos: "Adiós, adiós al Gobierno de Griñán"

La presidenta del sector de administración general de la Junta de Andalucía de CSIF Andalucía, Alicia Martos, dijo ayer que "no cejará en su defensa de los derechos de los empleados públicos hasta lograr la derogación de la ley, que es la única forma de reponer los derechos vulnerados, en primer lugar a los funcionarios y en segundo lugar a la ciudadanía andaluza". CSIF entiende que las agencias administrativas que la reforma está en proceso de constituir y en la que tendrán que trabajar los funcionarios y empleados públicos persiguen "una huida del derecho administrativo que permitirá manejar la Junta de Andalucía desde el partidismo".

El Gobierno, sorprendido

Martos agregó que los sindicatos de funcionarios de la Administración andaluza acumulan ya una veintena de sentencias contra reformas administrativas aprobadas por la Junta de Andalucía y se ha mostrado convencida de que las agencias serán paralizadas cautelarmente por la Justicia "en cuestión de meses". Por su parte, el secretario de acción sindical del Sindicato Andaluz de Funcionarios de la Junta de Andalucía (SAFJA), Pedro Ruiz, destacó a la agencia Efe que esta nueva movilización demuestra el rechazo de los funcionarios a la creación de agencias públicas empresariales aprobada por el Gobierno andaluz.

La consejera de Presidencia de la Junta de Andalucía, Mar Moreno, se mostró "sorprendida" por la protesta porque "donde gobierna el PP se han producido despidos, recortes o rebajas en los derechos de los funcionarios y no hay manifestaciones y aquí en Andalucía, que no se ha tocado ni un solo derecho, se manifiestan a una semana de las elecciones municipales del 22 de mayo". En declaraciones a Europa Press, Moreno manifestó que cualquier reforma de la Administración "siempre genera resistencia". "Nosotros la hemos hecho en clave de austeridad y modernidad, y sin tocar un solo derecho de los funcionarios", agregó".

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, no dejó pasar la ocasión de erosionar al Gobierno, mostró su apoyo a la protesta y proclamó que Zapatero les ha "atacado el bolsillo", y Griñán su "dignidad".