Domingo, 15 de Mayo de 2011

Aznar agita a las víctimas de ETA contra el Gobierno

El expresidente afirma que se sienten «humilladas» por la participación de Bildu el 22-M. Aznar compara a Zapatero con Chávez y Fidel Castro

ROCÍO AGUILAR ·15/05/2011 - 00:00h

EFE - José María Aznar, junto a Dolores de Cospedal, ayer, durante un mitin en Cuenca. -

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, aprovechó su intervención en un mitin en Cuenca para agitar a las víctimas del terrorismo contra el Gobierno. En un acto de apoyo a la candidata del PP a la Presidencia de esta comunidad, María Dolores de Cospedal, Aznar aseguró que las víctimas "tienen todo el derecho" a sentirse "agraviadas, ofendidas y humilladas" por la sentencia del Constitucional que ha permitido a Bildu concurrir a las elecciones.

La decisión de hablar de Bildu y cuestionar la política antiterrorista del Ejecutivo no fue casual. Las víctimas se manifestaron contra la sentencia del TC ayer en Madrid. "Lo digo y lo mantengo, la vuelta de ETA a las instituciones es responsabilidad del Gobierno", criticó Aznar, quien acusó a Zapatero de no haber utilizado los medios que la ley de partidos prevé para evitar la participación de la coalición abertzale el 22-M. El presidente de honor del PP insistió en que Bildu es "un disfraz de ETA", como lo fueron Batasuna, Herri Batasuna y ANV, declaradas ilegales.

Chacón acusa a Aguirre de gobernar para hacer negocios con "sus amiguetes"

Durante su segunda visita a Castilla-La Mancha en campaña, Aznar no se limitó a criticar la decisión judicial, que calificó como una "pésima noticia" para España y "un retroceso tremendo". Fue un paso más allá. Superado el plazo legal para impugnar a Bildu, el expresidente insinuó que, en caso de que el PP gane las elecciones, "sabrá reparar la afrenta" que han sufrido las víctimas y "volverá a expulsar" a los terroristas de las instituciones a las que "nunca" debieron llegar. Eso sí, no explico cómo piensa saltarse la sentencia del TC.

Los ataques al Gobierno no se quedaron sólo en la vía libre a Bildu. Aznar comparó a Zapatero con Fidel Castro y Hugo Chávez por tachar de bellacos a "la inmensa mayoría de los españoles" y le responsabiliza de "haberse fundido" el país más próspero y rico de la historia de España.

Madrid
Chacón contra "la central de la Gürtel'"

Los socialistas madrileños aúnan fuerzas para que el mensaje que denuncia las corruptelas y amiguismos del PP en Madrid cale en el electorado. Ayer, durante un mitin en Alcorcón, la ministra de Defensa, Carme Chacón, aplaudió la actitud del líder del PSM, Tomás Gómez, por "crecerse y rebelarse una y otra vez" frente a "la central Gürtel" de Esperanza Aguirre, presidenta madrileña y candidata del PP a la reelección. Era la primera vez que la titular de Defensa, y posible candidata a suceder a Zapatero al frente del PSOE, denunciaba de forma tan tajante la corrupción en Madrid: "El resto son sucursales, pero la central del Gürtel la hemos tenidos aquí, en la comunidad y los ayuntamientos del PP", acusó.

Chacón suscribió de pleno la denuncia que hacen desde hace días los socialistas madrileños. La ministra acusó a Aguirre de gobernar para hacer negocios con "sus amiguetes". "Qué fácil es para ella gobernar cuando todo va de hacerles favores a los amigos y vender las joyas de la corona de la comunidad a los constructores", añadió, ante un millar de personas.

Almunia: "Rudi era reprobada en el Congreso por su sectarismo"

Al tiempo que los socialistas trataban de movilizar a los votantes, Esperanza Aguirre arengó a los suyos en una abarrotada plaza de toros de la localidad madrileña de Valdemoro. Pese a que las encuestas son favorables al PP en Madrid, Aguirre pidió evitar el "exceso de confianza".

Andalucía
Los funcionarios cargan contra Griñán

Miles de funcionarios se congregaron ayer en Sevilla para protestar contra la Ley de Reordenación del Sector Público, desarrollada por la Junta de Andalucía. La marcha, convocada por los sindicatos CSIF, Ustea, Safja, SAT y varias plataformas de empleados públicos, comenzó pasadas las 12 de la mañana al grito de "adiós, adiós, hemos venido a despedirnos del Gobierno de Griñán". A pesar de estos eslóganes, claramente políticos, los convocantes trataron de desvincular su protesta de los comicios del próximo 22 de mayo y manifestaron que la coincidencia de fechas es fruto de la casualidad.

Los sindicatos de trabajadores públicos han logrado en plena campaña aunque con una considerable menor asistencia que en otras convocatorias mantener vigente el pulso que iniciaron hace varios meses contra la reordenación del sector público emprendida el año pasado por el Ejecutivo de Griñán. El Gobierno andaluz aprobó en el verano de 2010 una reforma que eliminaba 111 entes públicos y modificaba la personalidad jurídica de otros 16, una medida que afectará a más del 43% de las 254 empresas o entidades públicas de la Junta, informa Raúl Bocanegra.

La consejera de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Mar Moreno, se mostró sorprendida por la manifestación: "Donde gobierna el PP se han producido despidos, recortes o rebajas en los derechos de los funcionarios y no hay manifestaciones y aquí en Andalucía, que no se ha tocado ni un sólo derecho, se manifiestan a una semana de las elecciones municipales del 22 de mayo", lamentó.

Aragón
Se acelera la disputa por la Diputación

La campaña subió ayer de tono en Aragón. Mientras Mariano Rajoy apoyaba Luisa Fernanda Rudi, candidata del PP a la Diputación aragonesa, la candidata socialista utilizó su pasado para atacarla. Eva Almunia criticó que durante la etapa de Rudi como presidenta del Congreso, ésta "era reprobada por todos los grupos políticos por su sectarismo".

Cascos se confunde en dos ocasiones al asegurar que su partido es el PP

Almunia le recriminó, además, que utilizara durante el mitin de Zaragoza, junto a Rajoy, datos de España, en vez de Aragón. Interpretó que Rudi "no se atreve a hablar de los datos de su comunidad autónoma porque son mucho mejores" que los de la media española.

Euskadi
El PSE se desmarca del PP en la política local

Una misma localidad, Barakaldo, fue el escenario de los principales actos políticos de la jornada. El lehendakari y líder de los socialistas vascos, Patxi López, trató ayer de contrarrestar uno de los principales mensajes del PNV en esta campaña sobre la extensión del pacto PSE-PP del Gobierno vasco a otras instituciones. En el feudo tradicional del PSE en Vizcaya, López quiso dejar claro que "ni existe ni existirá un frente del PSE y el PP" y que tras el 22-M habrá "pactos diferentes" en ayuntamientos y diputaciones.

El lehendakari reivindicó que, mientras algunos dirigentes del PNV llaman a la "acumulación de fuerzas nacionalistas para volver a dividirnos y a enfrentar a unos vascos con otros", el PSE no ha impulsado en las instituciones que gobierna "ni una sola política, ni una sola medida, que suponga marginar o excluir a nadie en Euskadi".

El acto central del PSE contó con la presencia del ex presidente Felipe González. En su intervención, denunció los continuos ataques de la "derecha española" a la política antiterrorista del Ejecutivo de Zapatero. "Me aterra pensar que realmente hay gente como Mayor Oreja; si ETA declara que entrega las armas se llevarían el disgusto de quedarse sin discurso. Les aterra pensar que se puede acabar la violencia en esta etapa", afirmó.

El PP vasco celebró su acto central, también en Barakaldo, con la presencia del eurodiputado Carlos Iturgaiz, defensor de las tesis de Mayor Oreja. Un día más, acusó a Rodríguez Zapatero de "haber metido a ETA en los ayuntamientos" por la legalización de Bildu en el Tribunal Constitucional.

Mas mantendrá "el rumbo" de los recortes, pese a la protesta social

Los aludidos, por su parte, reunieron a cerca de 9.000 personas en un acto político en la misma localidad, celebrado con carácter festivo. Su portavoz y líder de Eusko Alkartasuna, Pello Urizar, reivindicó que el voto a Bildu es "el único útil" para el "cambio": "Décadas de pactos, de seducir a España y de vías policiales no han funcionado (...). Vamos a continuar con el órdago, no vamos a jugar a pequeña", informa Guillermo Malaina.

Catalunya
Los sindicatos irrumpen en la campaña

Los sindicatos han aportado nueva munición en la contienda electoral de Catalunya. La espectacular exhibición de fuerza del movimiento social liderado por los sindicatos CCOO y UGT en torno a las reivindicaciones de los empleados del sector público, introdujo ayer una variante de peso en el (dis)curso de la campaña. La política de recortes del Gobierno de Artur Mas recupera protagonismo en la calle y las cifras vuelven a descargar desde el cielo con ruido de un nuevo bombardeo. Las primeras son las decenas de miles de personas unas 80.000 que desfilaron ayer por el centro de Barcelona para protestar contra los recortes de la Generalitat.

Pese a la contundente respuesta ciudadana, que cuadriplica con creces la primera movilización del pasado 14 de abril, Artur Mas se ha apresurado a responder que "mantendrá el rumbo" de su plan de recortes. "Entendemos que estamos haciendo el mejor servicio al país", afirmó el presidente de la Generalitat. Mas reiteró que "lo mejor" que se puede hacer "para mantenerlo es administrar los recursos de forma prudente y responsable" e hizo un llamamiento a los sindicatos para no caer en "radicalismos".

Las primeras secuelas de la movilización no se han hecho esperar. El candidato de CiU, Xavier Trias, acusó a la izquierda de utilizar la correa sindical para provocar un vuelco electoral de última hora y apeló abiertamente al voto útil de los electores. El candidato socialista, Jordi Hereu, calificó de éxito la manifestación y reiteró su apoyo a las protestas del sector público contra los recortes en los servicios sociales. La mayoría de los partidos evitaron cualquier protagonismo y sólo ICV y ERC participaron con sus dirigentes y candidatos. Joan Herrera y el candidato Ricard Gomà encabezaron la delegación ecosocialista, mientras que Joan Ridao y Jordi Portabella desfilaron al frente del grupo de ERC.

Asturias
La escisión de la derecha marca el 22-M

Francisco Álvarez-Cascos quiere volver al Congreso. El exvicepresidente del Gobierno de José María Aznar no se conforma con participar en la política asturiana, insistió en una entrevista con El País. Foro Asturias, la plataforma electoral cortada a su medida para los comicios autonómicos y municipales tras su portazo al PP, se presentará en 2012 a las elecciones generales y aspira a lograr que, por primera vez, funcione un grupo asturiano en las Cortes.

Patxi López niega un "frente entre PSE-PP" y abre la puerta a otros pactos

Con esas palabras, el antiguo lugarteniente de José María Aznar se convirtió ayer en centro de atención de la campaña en Asturias. Ninguno de sus antiguos compañeros le replicó en público, pero la izquierda ironizó sobre su cambio de imagen. "Ha salido del sótano de la derecha y ahora se presenta con la cara de un niño de primera comunión, como si nunca hubiera roto un plato", afirmó el aspirante del PSOE, Javier Fernández, durante un mitin en Mieres.

Los socialistas se han esforzado durante la primera mitad de la campaña en definir la escisión de la derecha como un conflicto de ambiciones sin fondo ideológico. Y Cascos, involuntariamente, reforzó esa sensación el viernes en Langreo. En un lapsus sostenido, se confundió dos veces al citar el nombre de su partido y se presentó como parte del PP. Para muchos en Asturias, la anécdota es reveladora.

El PSOE cree que Cascos no tiene prisa por pactar con los populares, ni aunque el resultado electoral haga posible de inmediato un pacto de la derecha. Según esa interpretación, sus planes pasan por permitir la investidura en minoría de un socialista en junio y volver al Congreso en 2012 para lograr desde allí la reconciliación con Rajoy, informa Raúl Álvarez.