Sábado, 14 de Mayo de 2011

Muere un operario de Fukushima por causas desconocidas

Su cuerpo no presentaba altos niveles de contaminación

 

PÚBLICO/ AGENCIAS ·14/05/2011 - 20:00h

La central nuclear de Fukushima, en Japón.ap

Un trabajador de la central nuclear Fukushima Daiichi falleció durante su jornada laboral, según anunció un portavoz de Tepco, la compañía dueña de la planta.Aunque las causas de la muerte son desconocidas por el momento, el portavoz declaró que su cuerpo no presentaba niveles elevados de contaminación radiactiva y que el operario llevaba ropa y máscara protectoras.

Se da la circunstancia de que la víctima, de 60 años, llevaba sólo un día trabajando en la central y se calcula que se había expuesto a 0,51 milisieverts el viernes y 0,17 en la parte de jornada laboral que cumplió el sábado, una cantidad "apenas cuatro veces superior a la que se obtiene tras hacerse cuatro radiografías de tórax", señala The Washington Post.

Al parecer, el operario se empezó a encontrar mal cuando trabajaba en un edificio de depósito de agua radiactiva. "La temperatura en las instalaciones no está siendo monitorizada, pero hemos sabido que no es un ambiente preocupante ni en términos de humedad ni en cuanto a niveles de radiación", explicó a los medios el portavoz de Tepco Yoshimi Hitosugi, que añadió que el trabajo de la víctima "no requería de gran esfuerzo físico". Varios medios japoneses han apuntado a que la causa de la muerte sería un infarto.

Se trata del primer fallecimiento de un trabajador de Fukushima durante los trabajos de reparación de la central. Dos operarios fallecieron anteriormente, pero por el terremoto y posterior tsunami que sacudió el país el pasado 11 de marzo.

Momento delicado

La muerte del trabajador viene en un momento delicado para Tepco, después de que el miércoles pasado Goshi Hosono, un asesor especial para el primer ministro japonés, Naoto Kan, expresara en rueda de prensa su preocupación por las condiciones laborales de los trabajadores de Fukushima. El diario japonés Mainichi, publicó que muchos operarios de la central están siendo obligados a trabajar sin estar completamente descontaminados. El diario citaba a un empleado de una subcontrata de Tepco que afirmaba que su empresa "firmaba permisos especiales" para permitir a sus trabajadores trabajar a más niveles de radiación de los permitidos.

La crisis coincide con el anuncio de que el Gobierno japonés continuará trabajando con energía nuclear, aunque fomentará el uso de otras energías alternativas. Según el periódico Yomiuri, así lo expresará Kan a los primeros ministros de los países más ricos del mundo en la reunión del G8, que se celebrará en Deauville, Francia, los próximos 26 y 27 de mayo. En la reunión hará hincapié, eso sí, en que Japón aumentará la seguridad en torno a la energía nuclear.