Sábado, 14 de Mayo de 2011

Quique anuncia que no seguirá y que mañana es su último partido en el Calderón

EFE ·14/05/2011 - 14:00h

EFE - El entrenador del Atlético de Madrid Quique Sánchez Flores. EFE/Archivo

Quique Sánchez Flores, entrenador del Atlético de Madrid, anunció hoy que no seguirá en el club rojiblanco la próxima temporada, al asegurar que mañana será un "día especial" para él, porque el partido ante el Hércules será "el último" en el estadio Vicente Calderón.

El técnico, que llegó en octubre de 2009 al club, con el que conquistó los títulos de la Liga Europa, el 12 de mayo de 2010 ante el Fulham (2-1), y de la Supercopa continental, el 27 de agosto del pasado año contra el Inter de Milán (0-2), cerrará su etapa en el Atlético al final de esta Liga, después de dos partidos más: mañana en casa ante el Hércules y dentro de una semana en Mallorca.

"Para mí (el encuentro de mañana) sí que será, como en segundo plano y siempre detrás del partido, un día distinto, porque es mi último partido en el Calderón. Los atléticos me han dado todo el cariño, todo el apoyo, y en momento dificilísimos, si algo me ha sostenido por encima de cualquier otra cosa, han sido ellos", dijo.

"Ellos saben que para mí será un partido distinto y espero que nos centremos mucho en el partido y luego tenga la posibilidad de salir con la felicidad adecuada en un día que es realmente especial", continuó Quique, que, "en lo sentimental", espera "resistir" en su último choque en el estadio Vicente Calderón.

"Primero, apoyarme en el partido, que es lo más importante, y luego resistir, porque van a ser emociones fuertes. En cualquier caso, lo que va a quedar es un legado muy bonito. Después de estar al borde del precipicio, del descenso, va a quedar un legado de tres finales, dos títulos, de actualización de la historia, de cantera y posiblemente de Europa, que no es ninguna tontería", repasó.

"Cuando uno vive y comparte con mucha intensidad, como hemos compartido con nuestros aficionados, lo que va a quedar es un sentimiento profundo y de muchísimo agradecimiento", recalcó.

Quique, al mismo tiempo, advirtió de que no es el momento de hablar de las situaciones que han ocurrido durante esta temporada: "Ésta no es mi última rueda de prensa ni es mi último partido en el Atlético de Madrid (queda el del próximo domingo ante el Mallorca). Habrá tiempo, dentro de muy poco además, para dar agradecimientos, para hablar de las cosas y decirlas con absoluta normalidad".

En el choque de mañana el equipo rojiblanco se juega buena parte de sus opciones de finalizar la temporada en competiciones europeas, para lo que depende de sí mismo a falta de dos jornadas para la conclusión del campeonato.

"Quedan dos partidos y un objetivo, que es Europa. Y el objetivo es sagrado, porque hay que tener la memoria muy fresca y hay aquí muchos atléticos. Europa, que se ve como una cosa muy menor y que se ve como una cosa 'oh qué fracaso', yo recuerdo, como les he recordado a los jugadores en otra ocasión límite, que aquí ha habido jugadores como Fernando Torres que se han ido sin saber lo que es Europa", recordó.

"Lo que hay que agradecer es que de alguna forma el club haya repuntado, se haya puesto al día y haya hecho las cosas de forma que se haya instalado en otra realidad, afortunadamente más acorde con su historia, pero aquí han pasado grandísimos jugadores, que han ganado títulos después, que aquí no han llegado a Europa", dijo.

"El llegar a Europa, con mucho esfuerzo, con la lengua fuera, después de haber hecho muchas cosas bien y muchas cosas mal, seguirá siendo un objetivo importante para el Atlético de Madrid. No el más importante, probablemente no, pero estar en Europa sin ninguna duda es el objetivo y tenemos un partido muy importante", prosiguió.