Sábado, 14 de Mayo de 2011

Cuando los 'Vecinos' toman el ayuntamiento

 

 

ELENA HERRERA ·14/05/2011 - 08:00h

Nacieron como asociación en 2005, al calor de la fiebre del ladrillo en España. Su obsesión era detener el pelotazo urbanístico que amenazaba con convertir su pueblo, Torrelodones, en una ciudad dormitorio al uso. En marzo de 2007 se hicieron partido político y, "de la nada", obtuvieron cuatro concejales en los comicios de mayo de ese año. Se convirtieron entonces en la primera fuerza de la oposición en un municipio de 20.000 habitantes gobernado por el PP desde 1991.

Constituyen la formación Vecinos por Torrelodones y dicen que su modo de proceder fue claro desde el principio: cada uno aporta al partido aquello que sabe hacer. Así que sus cuatro ediles lo mismo reparten propaganda que barren la sede o toman la palabra en el pleno municipal. Junto a sus alrededor de 100 afiliados editan una revista, un boletín del grupo municipal y mantienen su página web.

Aseguran que el «sentido común» es la mejor ideología en el ámbito local

"No hay nada de glamour en todo lo que hacemos", dice Elena Biurrun, candidata a la Alcaldía, presidenta de la formación y la única de todos los miembros de Vecinos que está liberada. Sus rivales los acusan de no tener ideología y ellos responden que el "sentido común" es la mejor doctrina que puede seguir un partido que quiera gestionar recursos de manera eficiente en el ámbito local.

"No tenemos ideas preconcebidas ni demonizadas ni de lo público ni de lo privado. Depende del área. Hay sectores en los que una gestión privada controlada por servicios municipales puede ser positiva. Lo importante es que los contratos estén bien controlados y fiscalizados, hacerlo de otra manera es intolerable", apunta la presidenta.

"Épocas duras"

Los conservadores gobiernan en Torrelodones desde 1991

Gonzalo Santamaría es el número dos de la lista. Es maestro y sostiene que en estos cuatro años como concejal se ha sacado el título de experto en "guiar a los vecinos ante cualquier problema". Cuenta que el comienzo no fue fácil. Entonces, Elena apostilla: "En un pueblo caciquil como este ha habido épocas muy duras". En la últimas elecciones el PP estuvo a punto de perder la mayoría absoluta, pero al final alcanzó los 9 concejales. El PSOE obtuvo cuatro.

Ellos se afanan en explicar que su objetivo "no es quitar a unos ineptos para poner a otros" y son optimistas respecto al 22-M. "No pactaremos con ningún partido. Si tenemos la posibilidad, gobernaremos con apoyos puntuales para sacar adelante proyectos concretos, pero sabemos que otra manera urgente de gobernar Torrelodones es absolutamente necesaria", sentencia Gonzalo.