Viernes, 13 de Mayo de 2011

El PIB da la sorpresa a los expertos y crece un 0,3% en el inicio de 2011

La zona del euro creció casi un 0,8% impulsada por Alemania, que dispara su economía un 1,5%. Bruselas emite sus previsiones de primavera y reconoce que puede tener que corregir por el dato al alza de España

 

B. CARREÑO / D. BASTEIRO ·13/05/2011 - 23:00h

La economía española creció un 0,3% en el primer trimestre del año frente a los últimos tres meses del año anterior. El dato no es para tirar cohetes, sobre todo si se tiene en cuenta que es casi una tercera parte de la tasa que marcó la zona del euro en el mismo periodo, pero es esperanzador porque está por encima de las previsiones de la mayoría de expertos.

El Banco de España había avanzado hace apenas dos semanas que el crecimiento sería un 0,2%, un dato en línea con las expectativas de la mayoría de las casas de análisis. "Ha sido una sorpresa", reconoce Ángel Labora, director de coyuntura de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). Laborda recuerda que al principio del trimestre las señales que mandaba la economía eran bastante positivas, pero que comenzaron a desinflarse a mediados de febrero, hasta aguar las expectativas de los expertos.

Si continúa el ritmo del PIB se cumpliría la previsión del Gobierno

La importancia de esta décima de diferencia radica en que, de conservar este ritmo, el PIB crecería en el conjunto del año un 1,2%, prácticamente clavado a la previsión del Ejecutivo que ha sido duramente criticada por irreal (1,3%). Además, en que se cumplan las previsiones está la clave para conseguir los objetivos de déficit propuestos por Bruselas, ya que la senda de austeridad española está calculada conforme a los vaticinios del Ejecutivo.

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró hoy tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros que el dato es "perfectamente compatible" con las previsiones del Ejecutivo. En tasa interanual (frente al mismo periodo del año anterior), el crecimiento de la economía española es de un 0,8%. La cifra del 0,3% se ha dado en uno de los peores trimestres para el empleo, lo que choca especialmente a los analistas. Por ahora, el Instituto Nacional de Estadística (INE) sólo ha publicado el dato flash que se envía a Europa, pero los economistas ya hacen sus cábalas sobre dónde puede estar la sorpresa. "Viendo lo bueno que es el dato de la UE, las exportaciones son las que tienen que haber tirado más de lo previsto", apunta Jonás Fernández, director del servicio de estudios de Solchaga, Recio y Asociados.

Y, es que, si España ha dado una ligera sorpresa, la que han dado algunos vecinos es mayúscula. Alemania creció un 1,5% intertrimestral y Francia, Bélgica y Austria mejoraron al menos en un 1% su economía. En términos inter-anuales, Europa creció un 2,5% en el trimestre.

Las décimas son importantes porque definirán si se cumple el objetivo de déficit

Estos países afianzan así la senda de la recuperación y aumentan la distancia con el grupo de los llamados "periféricos", que continúan sus caídas. "España no cae pero este dato no da perspectivas claras de mejora", lamenta Jordi Galí, director del Centro de Investigaciones de Economía Internacional (CREI). Galí ve más un "estancamiento" que una mejora en el dato de hoy, y cree que aún no es suficiente para salvar a España del grupo de los periféricos. En particular, alerta sobre la alta inflación que se comienza a registrar y que puede devorar el crecimiento y el poder adquisitivo que las familias pueden destinar a consumo. De la misma opinión es Laborda.

Previsiones Bruselas

Por su parte, la Comisión presentó hoy sus previsiones de primavera, en las que vaticina un crecimiento para 2011 de tan sólo un 0,8% del PIB para España. Sin embargo, el comisario de Economía reconoció que los datos de Bruselas podrían haberse quedado anticuados nada más presentarse. "La tendencia es más alentadora que las previsiones de la Comisión", aseguró Olli Rehn, en referencia al 0,3% del INE. Fuentes del equipo del comisario indicaron a este diario que "probablemente el crecimiento sea mayor de lo calculado". "Pero primero el dato debe confirmarse [lo publicado hoy es un avance] y hemos de estudiar los sectores que han contribuido a la mejora", advirtieron.

Las décimas de diferencia en el capítulo del desempleo son menos significativas, ya que tanto el Gobierno como la Comisión sitúan la tasa al filo del 20%. Según el informe de Bruselas, el desempleo bajará el año que viene del 20,6% previsto para este año al 20,2%, lejos del 18,5% que prevé el Ejecutivo español.

La Comisión espera para este año un déficit del 6,3% del PIB y para el que viene del 5,3%. El dato para 2011 es tres décimas superior a lo exigido por el Pacto de Estabilidad, con el que el Gobierno está decidido a cumplir. Preguntado por si la divergencia obligará a España a hacer más recortes, Rehn aseguró que se trata de una "pequeña diferencia". "No es muy significativa y no sacaría grandes conclusiones", añadió. El comisario recordó que tener unas cuentas públicas saneadas es la "piedra angular de la estrategia económica de España, que ha funcionado y ha ayudado a España a desacoplarse de los tres países con programas" de asistencia, en referencia a Portugal, Grecia e Irlanda.

En conjunto, la Comisión ve fuerte la salida de la crisis en el euro por el alto crecimiento de Alemania y Francia, para los que Bruselas prevé crecimientos del 2,6% y 1,8%, respectivamente.