Sábado, 14 de Mayo de 2011

La dama de hierro de Ourense

Pilar Otilia López García (PP) es la mujer que lleva más tiempo siendo alcaldesa: desde 1975

MARIOLA MORENO ·14/05/2011 - 08:00h

Pilar Otilia López.

No le gusta decir que llegó a la política por casualidad, aunque a buen seguro, hace 36 años, pocos confiaban en que fuese designada alcaldesa. Pilar Otilia López (Ramirás, Ourense, 1939) es regidora del ayuntamiento ourensano de Ramirás desde 1975, año en que el gobernador civil la escogió entre la terna de aspirantes; relevaba en el puesto a su hermano. La transición a la democracia le pilló con el bastón de mando en su poder, con él sigue y el 22-M repite como candidata. Se ha presentado a todas las elecciones desde 1979 y no parece tener rival. En los comicios de 2007 repitió mayoría absoluta: obtuvo 6 concejales frente a los 5 del BNG.

"Es verdad que en aquella época no era muy habitual que las mujeres se dedicasen a la política, pero yo siempre he sido muy activa y he estado muy implicada en asociaciones relacionadas con la enseñanza", rememora.

"La emigración es la principal actividad económica del municipio", reconoce la alcaldesa

Pilar López lleva muy a gala el haber sabido conjugar, durante todo este tiempo, su profesión de maestra con el trabajo en el ayuntamiento y con la vida familiar. En estos momentos, después de haber puesto punto y final a 44 años de vida laboral, puede permitirse disfrutar de pequeños placeres, como el que proporciona poder alargar la sobremesa hasta bien entrada la tarde.

Elogio de Feijóo

La alcaldesa que no conoce la derrota no pierde ocasión de alabar la gestión del Gobierno autonómico que preside Alberto Núñez Feijóo y critica las malas artes, a su entender, de las que echa mano la oposición con el único fin de "descalificar". "Esta Xunta ha mejorado mucho el trato y la comunicación; nada que ver con el anterior gobierno bipartito [PSdeG-BNG]", apostilla.

Al margen de consideraciones partidistas, la alcaldesa pone el acento en los enormes cambios que han experimentado municipios pequeños como Ramirás en los últimos 35 años. "Antes, el presupuesto que manejábamos era ridículo; permitía ir tirando a duras penas y daba para hacer lo justo". Ahora, Pilar maneja una partida anual que ronda los 800.000 euros anuales, que le han dado para construir un colegio y un consistorio.

Sin embargo, si hay un proyecto del que se enorgullece especialmente la regidora es de la flamante residencia para la tercera edad. "Gracias a las ayudas que hemos recibido, disponemos de un centro que cuesta mucho dinero, unos dos millones de euros, y además hemos generado empleo" en un pueblo que comprende 10 parroquias, en las que apenas residen 2.000 habitantes, y que sufre un grave problema de envejecimiento y despoblación, como tantos otros del interior gallego. "La gente joven estudia, se prepara y después se marcha. La emigración es por desgracia la principal actividad económica de Ramirás", reconoce, resignada, la alcaldesa.

Noticias Relacionadas