Viernes, 13 de Mayo de 2011

Unos 6.600 alumnos serán redistribuidos por el cierre permanente de nueve centros en Lorca

EFE ·13/05/2011 - 09:19h

EFE - Una mujer pasa por una de las zonas más afectadas de la localidad murciana de Lorca tras el terremoto que sacudió el pasado miércoles el municipio.

El consejero de Educación del Gobierno de Murcia, Constantino Sotoca, ha informado hoy de que nueve de los centros educativos de Lorca permanecerán cerrados durante lo que resta de curso a causa del terremoto, lo que obligará a redistribuir a 6.600 alumnos en diferentes colegios e institutos.

Pese al cierre, tres colegios de los nueve centros mantendrán los pabellones de infantil. Seis centros imparten educación Infantil y Primaria a unos 3.000 menores, y los otros tres son institutos de Secundaria, en los que se han visto afectados 3.600 alumnos.

El resto de centros educativos de esta ciudad murciana, 24, que permanecen cerrados desde el pasado miércoles, reanudarán las clases a lo largo de la próxima semana.

Entre los nueve centros que no podrán reabrir hay seis colegios: Virgen de las Huertas, José Robles, San Fernando, Alfonso X el Sabio, Sagrado Corazón y San José.

En estos tres últimos, los pabellones de Infantil, separados del resto del complejo, no han sufrido daños importantes, por lo que sí podrán continuar su actividad.

Asimismo, hay tres institutos que no podrán reabrir sus puertas hasta el próximo curso y son: Ibáñez Martín, Ramón Arcas y Ros Giner, centro este último que también alberga la Escuela Oficial de Idiomas, a cuyos alumnos se les está buscando una ubicación.

En todos los colegios de Lorca que seguirán abiertos se están llevando a cabo tareas de limpieza y desescombro, y según las estimaciones del consejero de Educación, todos podrán reanudar sus clases entre el lunes y el martes de la semana que viene.

Los centros que reabrirán iniciarán sus clases entre el lunes y el próximo día 23, según ha anunciado Sotoca en un descanso del consejo extraordinario de Gobierno que se celebra en Lorca desde esta mañana.

Ante el elevado número de afectados, el Gobierno regional y el Ayuntamiento de Lorca, han diseñado un plan de reubicación de los estudiantes en diferentes centros y una ampliación de los turnos lectivos, que se prolongarán hasta la tarde.

Hasta el momento, según ha comunicado el consejero, se ha decidido que los alumnos del Ramón Arcas continúen sus clases la semana que viene en el horario de tarde de instituto Príncipes de Asturias, mientras que los del Ibáñez Martín pasarán al Juan Bosco, y los del Ros Giner al Rambla de Nogalte, ubicado en la población de Puerto Lumbreras, a unos 18 kilómetros.

Sotoca ha asegurado que a estos alumnos se les facilitará un medio de transporte para desplazarse hasta la citada localidad vecina.

Los alumnos de Primaria afectados por los cierres también tendrán que asistir a clases en el turno de tarde, aunque aún no se han determinado los centros en los que podrán hacerlo, porque se trata de una labor "bastante compleja", aunque el Gobierno regional espera poder comunicarlo con prontitud.

Además de esta redistribución, el Consejo de Gobierno ha decidido prestar apoyo psicológico a los alumnos, padres y profesores que lo requieran, a través de un equipo de orientadores educativos y psicólogos que prestarán el asesoramiento necesario para "asimilar esta situación" y paliar "los síntomas más significativos de estrés".

Por su parte, el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, ha añadido que, a partir del próximo lunes, las aulas del Campus Universitario de Lorca estarán disponibles durante las tardes para los alumnos que quieran estudiar en ellas.