Viernes, 13 de Mayo de 2011

Al Asad ordena que se deje de disparar a los manifestantes

Miles de sirios salen a la calle tras la plegaria del mediodía, como todos los viernes desde hace dos meses, para exigir democracia

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·13/05/2011 - 22:00h

EUGENIO GARCÍA GASCÓN - Francotirador sirio, ayer.

El presidente sirio, Bashar al Asad, ordenó a las fuerzas de seguridad que no abran fuego contra los millares de manifestantes que hoy, como todos los viernes desde hace dos meses, salieron a la calle tras la plegaria del mediodía para exigir democracia. No obstante, testigos citados por la oposición indicaron que en algunos casos los agentes sí abrieron fuego y mataron a tres civiles.

El activista Luay Husein declaró que Buthaina Shaaban, consejera de Asad, le comunicó por teléfono que la instrucción de no disparar era clara: "Se han dado órdenes presidenciales definitivas de no disparar contra los manifestantes y cualquiera que viole la orden tendrá que asumir la responsabilidad".

Las manifestaciones tuvieron lugar en muchas localidades, aunque no fueron tan numerosas como las de días pasados, tal vez porque la población empieza a dar muestras de cansancio. Los tres civiles muertos en Homs, al norte de Damasco. fueron alcanzados por disparos de policías de paisano, y no por soldados. Homs, como otras localidades del país, amaneció hoy tomada por los tanques y con controles militares por doquier.

Una indicación de que la gente está cansada puede venir del número de muertos, que hoy fue relativamente bajo. Hace tres viernes hubo más de un centenar de muertos. Hace dos, fueron 70, y el viernes pasado, 22. El cómputo total de muertos desde mediados de marzo supera los 700, según varias ONG de derechos humanos. El ministro de Información, Adnan Mahmud, señaló que las autoridades establecerán un "diálogo nacional" en los próximos días, aunque no precisó de qué se iba a hablar ni quiénes serán los interlocutores.