Viernes, 13 de Mayo de 2011

Éxtasis culé

El Barça celebra el 21º título de Liga en las calles de la Ciudad Condal. Los azulgranas no se han olvidado de Lorca en un día tan señalado

LAURA GUTIÉRREZ TEMPRANO ·13/05/2011 - 19:39h

La plantilla del F.C. Barcelona celebró en las principales calles de la Ciudad Condal la Rúa dels Campions después de ganar el campeonato de Liga el pasado martes. El equipo salió en un autobús descapotable que partió a las 19.30 y llegó a un Camp Nou repleto de seguidores.

El club quiso festejar con su afición el título liguero más polémico de su historia, debido a una exaltada rivalidad con el Real Madrid que ha ido más allá del terreno deportivo.

La entidad azulgrana no se olvidó de los dramáticos momentos que atraviesa Lorca tras los dos terremotos que azotaron la localidad murciana y en su autobús colocó una pancarta con el lema: "Llorca al nostre cor".

La comitiva pasó por algunas avenidas importantes de Barcelona: Riera Blanca, Avinguda de Madrid, Entença, Travessera de les Corts y regresó de nuevo al Camp Nou a las 21 horas. Los jugadores portaron bufandas y banderas y Éric Abidal decidió ponerse una gorra de la guardia urbana para esta cita. No dejaron de saltar y bailar desde la plataforma superior del autocar, pero el más activo, sin dudas, fue Gerard Piqué.

Mientras el equipo paseaba por la ciudad, en el estadio, que empezó a llenarse desde los primeros minutos del inicio de la celebración, varios grupos de música amenizaron el ambiente.

Una vez en el campo, Xavi y Puyol dieron la vuelta de honor sujetando una bandera catalana. Tras la banda sonora de la película El último mohicano, los integrantes del cuerpo técnico salieron al césped, incluido Pep Guardiola, e hicieron el pasillo a los jugadores que se iban colocando en el centro. El técnico azulgrana no se libró del tradicional manteo, pero enseguida cedió el protagonismo a sus jugadores.

Puyol se hizo cargo del micrófono inicialmente y dijo a los aficionados: "Seguirán inventando, pero nosotros seguiremos a lo nuestro". El relevo lo tomó Guardiola y posteriormente Xavi le cedió la palabra a Abidal, operado hace dos meses de un túmor de hígado. El francés agradeció en catalán todas las muestras de cariño y apoyo y fue manteado por sus compañeros.

Iniesta y Villa se sumaron a hablar en catalán y todos los deportistas tuvieron sus minutos de oro frente al micro. Piqué cito a los aficionados el día 29 "para celebrar la Liga de Campeones" y Pinto y Villa, incluso, cantaron a capela el tema A mí manera. Los hijos de los futbolistas tuvieron un gran protagonismo en el festejo. Todos saltaron y cantaron con sus padres.

La ceremonia terminó con una serie de fuegos artificiales acompañada de música instrumental. El estadio, enmudecido, contempló el espectáculo en la oscuridad.

La entidad barcelonista decidió aplazar a hoy la celebración por la ciudad para que los aficionados más pequeños pudieran disfrutar de la fiesta sin preocuparse de madrugar para ir al colegio al día siguiente.

Noticias Relacionadas