Viernes, 13 de Mayo de 2011

Italia cree que Gadafi ha sido herido, pero el régimen libio lo niega

El ministro italiano de Exteriores da crédito al obispo de Trípoli, monseñor Martinelli, quien comentó que podría haber huido de la capital

PÚBLICO ·13/05/2011 - 17:45h

Captura de televisión de Al Arabiya de ayer con Muamar el Gadafi en un hotel de Trípoli.EFE

Unas declaraciones del ministro de Exteriores italiano Franco Frattini sembraron ayer dudas sobre el paradero y la salud de Muamar Gadafi pero el propio líder libio se encargó de desmentirlos con una intervención en la televisión estatal libia.

"No tenemos ningún elemento nuevo sobre Gadafi. Pienso que es creíble la frase del obispo de Trípoli, monseñor Martinelli, que ha dicho que es muy probable que Gadafi esté fuera de Trípoli y posiblemente herido. Pero no sabemos dónde", había afirmado por la tarde Frattini en La Bagnaia, en la provincia toscana de Siena.

El Gobierno libio se apresuró a desmentir que Gadafi hubiera sido herido. Primero a través del portavoz Musa Ibrahim: "El líder está en Trípoli con la moral muy alta y en plena forma. Está guiando al país día a día. No ha sido herido en absoluto". Y después con la difusión de un comunicado de audio del dictador en el que decía: "A los cobardes cruzados les digo que estoy en un sitio donde no pueden ni encontrarme ni matarme", en alusión a los bombardeos de las fuerzas de la OTAN.

El origen del rumor había sido el obispo Innocenzo Martinelli. El prelado había estado en contacto constante con las autoridades libias durante las últimas semanas como máximo representante del Vaticano en el país africano, aunque su oficina en Libia informó ayer de que el religioso había abandonado Trípoli rumbo a Túnez. Martinelli asistió junto a un grupo de clérigos musulmanes al velatorio de los cuerpos del hijo de Gadafi y los tres nietos del dictador libio que murieron tras un bombardeo de la OTAN el 30 de abril.

Desde el inicio de las operaciones militares contra Libia, el obispo Martinelli se ha mostrado muy crítico con los ataques de la OTAN, afirmando que los bombardeos mataban a muchos civiles libios.

El miércoles, Martinelli había desmentido que Gadafi hubiera muerto en los ataques de la OTAN. "Si alguien muere, hay señales inequívocas que no pasan desapercibidas. La muerte, el luto, es algo que no se puede esconder y hay un hecho que habla: la mujeres lloran en los patios de las casas cuando uno muere. Un occidental no lo entiende, pero en la sociedad árabe-beduina es así. La muerte es una cosa de todos y por Gadafi no he observado nada parecido. Por ello estoy seguro de que no ha muerto", afirmó el prelado.

Bombardeo en Brega

La televisión estatal libia denunció ayer que un bombardeo de la OTAN acabó en la noche del jueves al viernes con la vida de 16 civiles en la ciudad de Brega.

Los dos canales estatales del régimen libio citaron a una fuente militar no identificada que afirmó que el ataque de la Alianza causó al menos 40 heridos.

Asimismo, difundieron un vídeo que mostraba imágenes de una decena de cadáveres con multitud de heridas y un edificio destruido en un paraje desértico.

Noticias Relacionadas