Viernes, 13 de Mayo de 2011

Fármaco común ayuda a bebés con anemia de células falciformes

Reuters ·13/05/2011 - 14:12h

Por Julie Steenhuysen

Un fármaco que alivia los síntomas de la enfermedad de células falciformes en niños mayores es seguro y efectivo para usar en bebés con el problema sanguíneo y debería convertirse en el nuevo estándar de atención, informaron investigadores de Estados Unidos.

Los expertos dijeron que el medicamento genérico hidroxiurea redujo significativamente el dolor y otras complicaciones comunes en los bebés con la enfermedad, incluidas las hospitalizaciones y la necesidad de transfusiones sanguíneas.

"Estos resultados muestran que la hidroxiurea tiene el potencial de mejorar drásticamente la calidad de vida para una generación entera de pacientes con enfermedad de células falciformes", dijo el doctor Winfred Wang, del Hospital de Niños St. Jude en Memphis, Tennessee, quien dirigió el estudio de seis años de duración publicado en la revista The Lancet.

Wang señaló en un comunicado que los resultados implican que la hidroxiurea ahora debería considerarse para el tratamiento de todos los bebés y niños con la enfermedad, también denominada anemia de células falciformes, con la esperanza de prevenir o demorar las complicaciones de la dolencia.

En la enfermedad de células falciformes, un trastorno sanguíneo hereditario, el cuerpo genera glóbulos rojos mutados, inflexibles, con forma de hoz. Estas células deformes bloquean los pequeños vasos sanguíneos, causando dolor, accidentes cerebrovasculares, disfunción en los órganos y muerte prematura.

La condición afecta a entre 3 y 5 millones de personas en todo el mundo. Al comienzo, la mayoría de las personas morían en la niñez, pero los nuevos tratamientos permiten a los pacientes vivir hasta la mediana edad.

La hidroxiurea es una píldora contra el cáncer que ha demostrado detener el dolor severo y prevenir la necesidad de transfusiones de sangre en los adultos y niños mayores con anemia de células falciformes.

Pero se sabía poco sobre si funcionaba en los bebés.

Para el estudio, Wang y colegas reunieron a 193 niños de entre 9 y 19 meses en 13 centros médicos estadounidenses y un centro coordinador entre octubre del 2003 y septiembre del 2007.

Los niños fueron asignados al azar para recibir hidroxiurea o un placebo durante dos años, y 167 completaron el ensayo.

"Hallamos una disminución en el síndrome torácico y la hospitalización entre los participantes del estudio que recibieron hidroxiurea", indicó en un comunicado la doctora Zora Rogers, del Centro Médico de la University of Texas Southwestern, quien trabajó en el estudio.

"Solíamos ofrecer hidroxiurea como prevención secundaria, pero con estos hallazgos, podría volverse la medida preventiva primaria", añadió.

Los investigadores dijeron que el estudio probablemente cambiará la forma en que los médicos tratan a los niños muy pequeños con anemia de células falciformes.

"Esta medicación reduce los episodios dolorosos, la principal crisis a la que temen los pacientes con enfermedad de células falciformes", dijo Rogers. También ayuda a prevenir el síndrome torácico, una condición peligrosa, similar a la neumonía, en la cual una infección o células falciformes quedan atrapadas en los pulmones.