Viernes, 13 de Mayo de 2011

Los compañeros califican al celador de Olot de buena persona y cariñoso con los ancianos

EFE ·13/05/2011 - 14:22h

EFE - La trabajadora del geriátrico La Caritat de Olot (Girona) Francesca S.S., a su llegada a los juzgados de la localidad gerundense para declarar en calidad de testigo en el caso que se instruye contra el celador del centro Joan V., acusado de la muerte de once internos.

Los compañeros de la residencia geriátrica "La Caritat" de Olot, en la que murieron asesinados un total de 11 ancianos entre 2009 y 2010, han declarado hoy ante el juez que Joan Vila, el asesino confeso, es un trabajador excelente, buena persona y que trataba con mucho cariño a los internos.

"Lo que se está diciendo confirma que era un trabajador excelente, buena persona, que era literalmente, según una de las compañeras, muy agradable y les trataba con mucho cariño a todos", ha declarado el abogado de Vila, Carles Monguilod, en el primer día de declaraciones judiciales de los compañeros del procesado.

Monguilod ha recalcado que a todos los compañeros de "La Caritat" que han declarado por el momento -un total de diez- "les sorprendió mucho lo ocurrido".

El abogado defensor ha confirmado además que Joan Vila, que declarará de nuevo ante el Juez la semana que viene, ya ha sido trasladado del centro psiquiátrico de Cuatre Camins (Barcelona) a la prisión de Figueres (Girona), aunque continúa bajo tratamiento médico y a la espera de nuevos exámenes psiquiátricos.

"Hace unos diez días los forenses de psiquiatría han pedido una nueva entrevista, por lo que aún se están recabando datos para conocer exactamente el perfil psiquiátrico, psíquico y psicológico de Joan Vila", ha dicho Monguilod.

El abogado ha destacado que a día de hoy Vila se encuentra bien para declarar aunque ha reconocido que al ser ingresado en Cuatre Camins "lo pasó muy mal y había incluso un cierto riesgo de autolisis, unas tentativas de suicidio más o menos expresadas veladamente", por lo que los expertos aconsejaron su vigilancia permanente.

Sobre los informes psiquiátricos del Vila -pendientes de ser completados-, Monguilod ha dicho que serán "obviamente muy importantes", aunque ha añadido que las sentencias se dictan "después de valorar muchísimas pruebas, no sólo lo que digan los psiquiatras".

Monguilod ha asegurado que Vila mantiene y mantendrá su versión de los hechos, según la cual en el momento de cometer los asesinatos él no lo veía como un acto que pudiera considerarse un delito, y que no esperan "ninguna sorpresa" en su declaración.

"Mi trabajo será hacer que el jurado entienda que tiene que juzgar a este señor por lo que él pensaba que hacía cuando lo hacía", con la ayuda de los psiquiatras los psicólogos y el "sentido común", ha añadido el letrado.

Durante la jornada de hoy, las preguntas del juez se han centrado en interrogar a los trabajadores de "La Caritat" sobre las funciones de cada uno de ellos, si había habido alguna cosa rara en las muertes, el estado en el que se encontraban las personas que murieron y el trato que tenía Joan Vila con los residentes y los compañeros.

Además de los compañeros de trabajo de Vila, esta tarde pasarán por el Juzgado dos familiares de una de las víctimas mortales del celador, Sabina M.S.