Viernes, 13 de Mayo de 2011

La CE dice que España debe adoptar nuevas medidas para cumplir con el déficit

EFE ·13/05/2011 - 11:23h

EFE - El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, anuncia en rueda de prensa las proyecciones económicas de primavera 2011/2012, hoy en la sede de la UE en Bruselas (Bélgica).

España debe adoptar medidas adicionales para cumplir sus objetivos de reducción del déficit debido a un escenario macroeconómico menos favorable, según el informe de perspectivas económicas de primavera de la Comisión Europea (CE).

La Comisión calcula que el déficit se situará en el 6,3 % del PIB en 2011 y el 5,3 % del PIB en 2012, por encima de lo previsto por el Gobierno español.

Bruselas considera que la economía española crecerá un 0,8 % en 2011 y un 1,5 % en 2012, por debajo de las proyecciones del Ejecutivo, y advierte de que el cumplimiento de las metas de reducción del déficit "también dependerá de que los gobiernos regionales cumplan estrictamente con sus objetivos".

Las predicciones de la CE publicadas hoy contrastan con las del Gobierno español, que estima que el PIB crecerá el 1,3 % en 2011 y el 2,3 % en 2012, lo que permitiría al Ejecutivo cumplir sus objetivos de reducción del déficit público al 6 % en 2011 y el 4,4 % en 2012.

"Entre los todavía altos déficit públicos y el bajo crecimiento del PIB, la deuda del Gobierno aumentará desde el 60,1 % del PIB de finales de 2010 hasta el 71 % del PIB en 2012", advierte el informe.

El documento también es menos optimista que el Gobierno español en cuanto al empleo, al asegurar que el paro continuará aumentando en 2011 hasta alcanzar el 20,6 % de la población activa, y estimar que "los primeros signos de recuperación" no aparecerán "antes de finales de este año" debido a una gradual recuperación del sector privado.

Asimismo, alerta de que los altos porcentajes de desempleo de larga duración indican "un aumento en el componente estructural del desempleo" y recuerda que España sigue teniendo un mercado laboral muy segmentado entre contratos fijos y temporales.

"Aunque la reforma laboral de junio de 2010 pretende reducir esta dualidad, los cambios inevitablemente tomarán su tiempo", señala el texto, que predice que los salarios seguirán moderándose hasta "niveles históricos", favoreciendo una mejora de la competitividad.

La inflación será, asimismo, "mayor de la esperada" en la primera mitad de 2011 debido al alza de los precios del petróleo y otros factores temporales -como la subida del IVA, los impuestos del tabaco y la electricidad-, pero comenzará a moderarse en la segunda parte del año y se situará en torno al 2 % en diciembre de 2011.

Precisamente, el crecimiento económico español se verá afectado por la subida de los precios de la energía y los tipos de interés, según Bruselas, aunque en el lado positivo actuarán el "robusto comportamiento" de las exportaciones y del sector del turismo, que crecerán "con más fuerza" de lo previsto hasta ahora.

Entre los "considerables" riesgos que podrían afectar negativamente a la economía española, Bruselas alerta del "difícil" acceso a la financiación para las empresas y los hogares, que continuará siendo un "reto en el medio plazo" debido a la reestructuración del sector de las cajas de ahorro, pero también debido a la subida de los tipos de interés.

En este sentido, el informe recomienda "mayores progresos en la reestructuración del sector bancario y consolidación fiscal" para "fomentar la confianza en la economía española y mejorar el acceso y el coste de la financiación".

En cuanto al consumo privado, Bruselas predice que se mantendrá moderado debido a los salarios, las subidas de tipos, el paro y la bajada de los precios de la vivienda, aunque se irá recuperando a lo largo de 2011 y 2012.