Miércoles, 16 de Enero de 2008

El encuentro de los directivos de Sacyr y Eiffage fue organizado por el Elíseo

EFE ·16/01/2008 - 11:32h

EFE - Luis del Rivero, presidente de Sacyr-Vallehermoso, durante la Junta General Ordinaria de Accionistas, en junio de 2007, en la que analizó, entre otras cuestiones, la opa sobre Eiffage, así como los contenciosos abiertos con esta constructora francesa.

El encuentro entre los máximos directivos de los grupos español Sacyr y francés Eiffage el lunes en París fue organizado por el Elíseo y no desbloqueó la crisis entre las dos empresas, informa hoy la prensa financiera.

Según "Le Figaro", el presidente de Sacyr, Luis del Rivero, y su colega de Eiffage, Jean-François Roverato, se reunieron en el despacho del secretario general adjunto de la Presidencia de la República francesa, François Pérol.

Cada uno expuso su postura a Pérol y se atuvo a sus posiciones respectivas, agrega el diario, al precisar que los dos llegaron juntos y se fueron también juntos del Elíseo.

Por su parte, el diario económico "Les Echos" indica que los directivos aceptaron reunirse después de haber sido recibidos por separado en el Elíseo en las semanas anteriores.

El encuentro del lunes se produjo después de que el jueves, en la cumbre con el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, expresara públicamente el deseo de que se encuentre "una solución amistosa lo antes posible" en el contencioso entre Eiffage y Sacyr.

Ni Eiffage ni Sacyr han querido comentar oficialmente la reunión, pero un portavoz de la empresa francesa reiteró ayer a Efe que no hay negociaciones entre los dos grupos ni las habrá, y que se está a la espera de que se pronuncien los tribunales.

El próximo 5 de febrero, el Tribunal de Apelación de París celebrará una audiencia sobre el recurso de Sacyr, primer accionista de Eiffage, contra la invalidación en junio por parte de la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) de su opa sobre el grupo francés de construcción y obras públicas.

En abril pasado, Eiffage privó de derechos de voto a 89 accionistas españoles, que tienen cerca del 20 por ciento de su capital, en una junta de accionistas en la que Sacyr, con el 33,2%, no consiguió los escaños que reclamaba en el consejo de administración de la constructora.

A raíz de esa junta, Sacyr anunció una opa sobre Eiffage pero, en junio pasado, la AMF invalidó esa oferta al considerar que la empresa española estaba de concierto con al menos seis de los otros 89 accionistas españoles, y le ordenó lanzar otra opa a un precio que debía ser al menos tan elevado como el que habían pagado otros accionistas, o sea, unos 127 euros el título.

Temiendo que la justicia francesa le exija lanzar una costosa opa, Sacyr está dispuesto a vender su participación en Eiffage pero reclama a cambio todo o parte de la sociedad concesionaria de autopistas Paris-Rhin-Rhone (APPR) controlada por el grupo francés, según la prensa financiera.