Viernes, 13 de Mayo de 2011

"Apple dificulta el cambio de los discos duros en los nuevos iMac"

Acusan a la compañía de imposibilitar que los propietarios de los nuevos ordenadores puedan cambiar por su cuenta el disco duro

PABLO OLIVEIRA Y SILVA ·13/05/2011 - 13:25h

Los nuevos iMac de Apple.

Según publican diferentes medios especializados en EEUU, entre los que se incluye el blog de rumores de Apple, MacRumors, Apple ha puesto en marcha un sistema de sensores de temperatura en los últimos modelos de iMac que imposibilita a los usuarios reemplazar los discos duros de sus ordenadores, pudiendo solo hacerlo en el servicio técnico de Apple y con componentes de la marca exclusivamente.

Si el propietario de uno de estos iMac, que ya pagó entre 1.150 y 1.900 euros por una unidad, quiere mejorar el equipo aumentando la capacidad del disco duro, o sustituirlo porque se le ha roto, no tendrá otra opción más que enviarlo al servicio técnico oficial y pagar el precio por el disco duro que la compañía del iPhone estime.

Según apuntan, sin el cable del disco duro con el conector propietario de 7 pines y el firmware de Apple incorporado en las unidades, los ventiladores de los nuevos iMacs se vuelven locos y el equipo deja de funcionar correctamente.

En el blog Other World Computing explican "el truco" de Apple. "Para el puerto del disco duro principal de 3,5 pulgadas en las nuevas máquinas de 2011, Apple ha cambiado el conector de alimentación del estándar de 4 pines a una configuración con 7 pines. El control de la temperatura del disco duro está regulado por una combinación de este cable y el firmware de Apple incorporado en el mismo disco duro. Si se extrae esta unidad, los ventiladores comienzan a girar a su máxima velocidad, o si se cambia el disco duro por otro que no sea original de Apple el equipo no funcionará correctamente".

En este blog especializado critican que esta nueva política obliga a los propietarios de un iMac nuevo a tener que recurrir a Apple para reemplazar el disco duro, "lo que limita las opciones y aumenta los costos".

Muchos usuarios critican esta política y piden a Apple que abra un poco más los sistemas para aumentar las posibilidades de configuración de los equipos cuando se han quedado obsoletos. "Si quiero mejorar mi viejo iMac, Apple estaría encantado de que me comprase otro, pero yo solo quiero un poco más de disco duro o memoria y no pienso pagar los precios que impone la compañía", señala un lector de MacRumors en un comentario.

Noticias Relacionadas