Viernes, 13 de Mayo de 2011

Bruselas matiza su pesimismo sobre la economía española

El comisario Olli Rehn reconoce que no contaba con el nuevo dato de crecimiento, por lo que la tendencia es "más alentadora"

DANIEL BASTEIRO ·13/05/2011 - 11:24h

La recuperación de la economía española sigue siendo más lenta que la media de la zona euro. Según las previsiones económicas publicadas este viernes por la Comisión Europea, la economía crecerá en este año un 0,8% del PIB, la mitad que lo que calcula para el conjunto de la zona euro y cinco décimas menos que la previsión del Gobierno.

El comisario europeo de Economía, Olli Rehn, explicó la divergencia asegurando que los técnicos de la Comisión son "más cautos" en cuanto a la evolución de la demanda interna, que se verá frenada por el impacto del endeudamiento en el consumo y en la inversión.

Sin embargo, Rehn reconoció que las previsiones del Ejecutivo comunitario se han visto superadas por el dato de crecimiento trimestral, publicado en la mañana del viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). "La tendencia es más alentadora que las previsiones de la Comisión", aseguró el comisario, que utilizó el pronóstico de expansión de la economía del 0,2% del PIB, superado por una décima por el nuevo dato.

No cuadran las cifras del paro

En cuanto al paro, Bruselas sigue situando a la tasa española por encima de la barrera del 20%. Como hizo el Gobierno en abril, Bruselas ha revisado al alza su previsión de desempleo. Pero las cifras no casan: mientras que el Gobierno prevé para este año un 19,8%, Bruselas lo sitúa en un 20,6%.

Si España mantiene sus cuentas saneadas, no tendrá problemas para alejarse de los problemas de Portugal, Irlanda y Grecia

Por otra parte, la Comisión sigue creyendo que con las medidas de ajuste en marcha España no cumplirá con sus objetivos de déficit. Las cuentas públicas cerrarán el año tres décimas por encima de lo exigido por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (un 6,3% frente al 6% comprometido) y el año que viene, si no se plantean más recortes, la distancia del objetivo podría situarse en nueve décimas.

Rehn asegura que esta "pequeña diferencia" que "no es muy significativa" tiene su origen en las previsiones de crecimiento que Bruselas podría revisar teniendo en cuenta el dato del INE.

Según el comisario, está fuera de toda duda que unas cuentas públicas saneadas son la "piedra angular de la estrategia económica de España, que ha funcionado y ha ayudado a España a desacoplarse de los tres países con programas" de asistencia, en referencia a Grecia, Irlanda y Portugal.

Noticias Relacionadas