Viernes, 13 de Mayo de 2011

El médico tendrá que respetar la voluntad del paciente terminal

El Consejo de Ministros aprueba hoy la Ley reguladora de los derechos de la persona ante el proceso final de la vida

ANTONIO GONZÁLEZ ·13/05/2011 - 11:09h

El Consejo de Ministros dará hoy el visto bueno, con toda probabilidad, a la ley sanitaria que más expectación ha despertado en el tramo final de la legislatura: la Ley reguladora de los derechos de la persona ante el proceso final de la vida. Conocida inicialmente como Ley de Muerte Digna, garantizará en todo el Estado el derecho de los pacientes terminales a que se respete su voluntad a la hora de recibir un tratamiento, por ejemplo una sedación, aunque no esté indicado por el médico.

El paciente también tendrá la última palabra a la hora de decidir si se limitan las medidas de soporte vital. Así, según fuentes conocedoras del texto, el cumplimiento de la voluntad del paciente eximirá al médico de cualquier responsabilidad. De esta forma, según fuentes sanitarias, se aporta seguridad jurídica al profesional y se evita que vuelva a ocurrir otro caso como el de Luis Montes, el médico del Hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid) que fue acusado de aplicar sedaciones irregulares y luego exonerado por los tribunales.

La norma, que se inspira en la Ley autonómica andaluza de 2010, garantiza también a los pacientes en el tramo final de su vida una habitación individual para garantizar su intimidad, así como la atención domiciliaria cuando lo pidan. El paciente también tendrá derecho a ser informado de todo el proceso y a recibir apoyo espiritual según sus creencias. La Ley no permitirá ni la eutanasia ni el suicidio asistido.

El texto podría sufrir cambios hoy mismo durante su debate en el Consejo. Uno de los elementos más reclamados por los especialistas es un permiso laboral para los familiares que acompañen a estos pacientes.