Viernes, 13 de Mayo de 2011

Fernández Ordóñez condiciona la concesión de crédito al desempleo

El gobernador del Banco de España cree que han de adoptarse "las reformas pertinentes" contra el paro "antes" de atender la demanda de crédito

PÚBLICO.ES/EUROPA PRESS ·13/05/2011 - 11:00h

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha condicionado la concesión de crédito por parte de las entidades bancarias a la creación de empleo. Ordóñez ha dicho esto en un encuentro sobre la reforma del sistema financiero español a la que ha acudido el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet.

Allí ha asegurado que España ha tomado medidas de dimensión "casi histórica" para dejar al sistema bancario en condiciones de atender a la demanda solvente de crédito, pero ha condicionado la entrega de dichos créditos a que "antes" se adopten "las reformas pertinentes que supriman los obstáculos a la creación de empleo" y que "permitan empezar a reducir nuestras ingentes cifras de parados".

En su intervención, Ordóñez ha asegurado que el decreto de fortalecimiento del sector financiero se está desarrollando con los plazos previstos y que se están realizando los trabajos para valorar las entidades que podrían recibir recursos públicos. "Ahora se trata de que, en la forma y los tiempos ordenados por el Parlamento, se den los últimos pasos que restan para completar este profundo proceso de reestructuración financiera", aseveró el gobernador, para quien la norma de solvencia ha contribuido "significativamente" a mitigar las dudas sobre la solidez del sector bancario español.

El gobernador cree que las medidas adoptadas en España en el ámbito bancario se han orientado a contrarrestar las debilidades incubadas en la fase expansiva de la economía, y que sobre todo afectaron a una parte del sector de las cajas de ahorros.

"No estamos listos para otra crisis"

Por su parte, Trichet ha asegurado que "las democracias no estarían listas para afrontar una segunda crisis" y que para asegurar el crecimiento es "obligatorio" continuar implantando medidas en el sistema financiero.

El presidente del BCE ha admitido que "los ciudadanos no permitirían, por segunda vez, que los gobiernos destinaran un 27 % del PIB para evitar un nuevo colapso del sistema financiero". Trichet no comparte, sin embargo, la idea de algunos sectores que abogan por no acometer más reformas en el sistema financiero, y dijo que "es clave" que las autoridades y el sector privado las hagan "con determinación inflexible".

De esta forma, según Trichet, se refuerza el sector bancario y se elimina la "excesiva fragilidad que ha presentado durante la crisis". Además, para el presidente del BCE, estas reformas deben contribuir a consolidar el crecimiento de la economía mundial, ya que las "crisis financieras imponen costes muy altos en la sociedad".