Miércoles, 16 de Enero de 2008

Gallardón: "He sido derrotado"

El alcalde de Madrid reconoce que tiene un "sentimiento de mucha tristeza" y recuerda que, en política, "hay veces que se gana y otras que se pierde"

PÚBLICO.ES ·16/01/2008 - 08:48h

Gallardón da a conocer su frustración por no haber sido elegido en las listas del PP en las próximas elecciones generales. EFE

Pocas horas después de haber sido descartado de las listas electorales del PP a las próximas elecciones generales, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ha reconocido que tiene un "sentimiento de mucha tristeza" tras conocer la decisión adoptada por Mariano Rajoy.

"En políticia hay veces que se gana y otras se pierde. Esta vez he sido derrotado en mi aspiración" de ocupar un escaño en el Congreso de los Dipuados, ha reconocido.

Además de pedir el voto para la cadidatura de Rajoy, Gallardón ha avanzado que después del 9-M abrirá "una reflexión personal" sobre su futuro político junto con las personas que le han acompañado en la "maravillosa oportunidad política" que ha vivido en la Comunidad y en el Ayuntamiento.

El alcalde de Madrid, derrotado en la batalla personal librada de forma tácita (y a veces no tanto) con Esperanza Aguirre, ha subrayado que en política hay que asumir "decisiones duras que muchas veces generan dolor. En esta ocasión ha sido una decisión tomada por el que la tenía que tomar", ha zanjado. 

El PSOE pide que se vaya ya 

La crisis desatada en el PP tras la decisión de Mariano Rajoy ha sido aprovechada por el PSOE. El portavoz del partido en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, y el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, han pedido a Ruiz-Galardón que no espere al 9 de marzo y "se vaya ya de la política activa".

"Que no espere 52 días para dejar la alcaldía, que la deje hoy por razones éticas y de estabilidad institucional", ha reclamado Gómez.

Esperanza Aguirre, su rival en la sucesión de Rajoy, ha mantenido un mutismo total. Y el propio jefe de filas, aunque no se ha referido directamente al tema, si ha reafirmado su independencia y la de su partido y ha asegurado que no depende más que "de la gente de la calle y de los españoles" y que sólo dará "explicaciones" a los ciudadanos.

Desde el PP, la mayoría ha optado por cerrar filas y destacar que la decisión sobre las listas era de Rajoy. 

El resto de los partidos políticos españoles ha coincidido en interpretar la decisión de Rajoy como un giro hacia la derecha del partido en el que, argumentaron, manda el ala más dura.

"El PP es muy, muy de derechas"

En el Partido Socialista (PSOE) de José Luis Rodríguez Zapatero parecían incluso frotarse las manos. Esa decisión del PP viene "muy bien" para que los españoles "sepan que el PP es muy, muy de derechas", aseguró el coordinador del programa electoral y ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera. La exclusión de Ruiz-Gallardón demuestra que "es la derecha más rancia y conservadora la que prima" en las listas del PP.

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, consideró que el PP "es tan derecha, tan ultraderecha, que no deja sitio ni siquiera para un hombre de centro-derecha como el señor Gallardón".

La decisión de Rajoy, dijo por su parte el coordinador general de Izquierda Unida (IU), "sugiere que la extrema derecha no sólo gobierna el PP del presente, sino que prepara el gobierno del PP del futuro".

Noticias Relacionadas