Jueves, 12 de Mayo de 2011

Facebook orquestó una campaña contra la imagen de Google

Contrató una empresa para fomentar historias en la prensa que criticasen la compañía del buscador.

EFE ·12/05/2011 - 23:48h

Un experto en privacidad en Internet destapó una campaña oculta orquestada por Facebook que mermaba la imagen pública de Google a base de fomentar historias en la prensa que criticaran su gestión de datos, informó hoy 'The Wall Street Journal'. Fecebook ha admitido la existencia de dicha campaña.

El plan de la red social pasó por contratar a una agencia de relaciones públicas Burson-Marsteller a través de la cual dirigir la atención de periodistas, analistas y blogueros hacia determinadas prácticas de recopilación de información de los usuarios de Internet.

Esa estrategia escenificó la creciente rivalidad entre esas dos grandes compañías de Silicon Valley en un momento en el que Facebook parece querer expandirse más allá de su plataforma y Google trata de entrar en el universo de las redes sociales.

El experto en privacidad Chris Soghoian fue quien desveló la trama después de recibir correos electrónicos de la agencia de relaciones públicas animándole a escribir sobre Google.

Soghoian pidió a Burson-Marsteller que le notificara quién era su cliente y la empresa se negó y argumentó que la información que le estaban facilitando era pública.

"Sé muy bien cuáles son los problemas (de Google) y éste no estaba entre los 10 primeros de mi lista", comentó Soghoian, quien mostró en Internet su intercambio de correos electrónicos con Burson-Marsteller, compañía que terminó por admitir que trabajaba para la empresa de Mark Zuckerberg.

Burson-Marsteller admitió que esa práctica "no era un procedimiento estándar"Facebook "pidió que su nombre quedara en un segundo plano y que se diera a conocer información que está disponible públicamente. Esa información podría entonces ser repetida de forma fácil e independiente por cualquier medio", comentó la agencia en un comuniado.

Burson-Marsteller admitió que esa práctica "no era un procedimiento estándar" y que iba en contra de sus "políticas" para afirmar seguidamente que tendrían que haber rechazado el contrato con Facebook en esas condiciones.

Facebook, por su parte, aseguró que no autorizó ni tenía la intención de realizar una campaña "difamatoria".

"Nos asociamos con Burson-Marsteller para centrar la atención en ese asunto usando la información pública disponible que podía ser verificada de forma independiente por cualquier medio de comuniación o analista. Los temas son serios y deberíamos haberlos presentado de una forma seria y transparente", dijo la red social.


Noticias Relacionadas