Jueves, 12 de Mayo de 2011

Los estudiantes de Alepo se suman a la revuelta en Siria

El régimen reprime la protesta en el nuevo foco mientras mantiene el asedio en otras ciudades

PÚBLICO ·12/05/2011 - 22:10h

PÚBLICO - Un manifestante herido, en la ciudad siria de Derá. ap

Las fuerzas de seguridad sirias se enfrentaron hoy a un nuevo foco en la revuelta popular que sacude el país árabe al tener que reprimir la protesta de miles de estudiantes en Alepo, la segunda ciudad más importante de Siria.

La protesta se produjo en la madrugada y tuvo como punto de reunión el campus universitario situado en la parte oeste de la ciudad. Los manifestantes cantaron consignas en solidaridad con la localidad de Derá, que permanece bajo el asedio del Ejército sirio desde que comenzaron las revueltas en marzo.

Para reprimir la manifestación, los agentes de seguridad, armados con palos, contaron con el apoyo de estudiantes afines al régimen de Bashar al Asad. Las unidades antidisturbios también cortaron la calle principal que une el campus con el centro de la ciudad para evitar que la revuelta se extendiera por todo Alepo. Según los analistas, si las protestas no se extienden con éxito a Damasco y Alepo, las posibilidades de que la revuelta acabe con el régimen son escasas.

Mientras las autoridades han conseguido evitar graves disturbios en la capital, la situación es más complicada en otras ciudades como Homs y Derá. En Homs, el barrio de Bab Amr, bastión de la protesta, está tomado por los militares, que además han cortado el agua y la electricidad en la zona.

Los activistas sirios denuncian que el régimen ha detenido a unas 500 personas en Homs desde la semana pasada. En Derá la situación es similar. El asedio del Ejército ya dura dos semanas, con decenas de muertos y cientos de detenidos, según diversas ONG.

Presión de Estados Unidos

Washington está buscando formas de elevar la presión contra el régimen sirio, según reveló hoy la secretaria de Estado, Hillary Clinton. "Vamos a hacer al Gobierno sirio responsable de sus actos", dijo Clinton hoy en Groenlandia. "Pueden pensar que la represión es una demostración de fuerza, pero en realidad indica mucha debilidad", afirmó Clinton.