Jueves, 12 de Mayo de 2011

Los pandas también se deprimen

Angelina Jolie, Jack Black y Dustin Hoffman presentan en Cannes la segunda parte de 'Kung Fu Panda'

ÁLEX VICENTE ·12/05/2011 - 20:15h

Angelina Jolie, ayer en Cannes. REUTERS

Toda película infantil tiene su moraleja. Pero la de Kung Fu Panda 2 tiene, por lo menos, tres distintas. Lo que importa no es tu origen, sino el resto de tu historia. Da igual quién sean tus padres, mientras te quieran de verdad. Y, aunque no lo parezca, David siempre le podrá a Goliat.
La secuela de la saga de animación de la factoría Dreamworks, protagonizada por un mamífero desorientado y con problemas existenciales, se estrenó hoy en Cannes con la presencia de las tres estrellas que ponen voz a sus protagonistas: Angelina Jolie, Jack Black y Dustin Hoffman.A falta de nombres conocidos en la sección competitiva, lograron acaparar el destello de todos los flashes en La Croisette.

Jolie fue la más aplicada a la hora de pronunciar mensajes edificantes para almas en crecimiento, al tiempo que reforzaba su imagen de supermamá. En la película, la actriz presta su timbre a una tigresa que ayuda a un protagonista con problemas de identidad a descubrir su origen biológico, pese a ser una ferviente defensora de la adopción. La actriz estadounidense aseguró que no ve en esa tigresa a una doble en versión animal. "Mi alter ego es una madre que cambia pañales", aseguró.

Con todo, Jolie describió a su personaje animal como "uno de los más interesantes" de toda su trayectoria, marcada por las mujeres poderosas y las femmes fatales. "Siempre me han atraído los personajes fuertes, tal vez porque tengo sentido de la justicia", añadió. Preguntada por la muerte de Bin Laden, la actriz se negó a responder. "Prefiero ceñirme a la película y no comentar un asunto tan espinoso", declaró.

El brillo de Jolie consiguió eclipsar a los otros protagonistas, un Jack Black algo distraído y un Dustin Hoffman divertidamente aburrido, que en la película da voz al maestro espiritual del protagonista. "Esta interpretación es el final adecuado a una carrera larga y distinguida", afirmó Hoffman con su sarcasmo habitual. Más esforzado, el actor añadió que la animación vivía "una época de oro" gracias a películas como Kung Fu Panda 2 y a su principal responsable, el productor Jeffrey Katzenberg.