Jueves, 12 de Mayo de 2011

Celebrex reduce riesgo cáncer de colon, pero con complicaciones

Reuters ·12/05/2011 - 17:09h

Por Alison McCook

Los pacientes tratados con un nuevo tipo de analgésicos durante unos tres años eran menos propensos a desarrollar pólipos que pudieran transformarse en cáncer colorrectal, pero con alto riesgo de desarrollar problemas cardíacos.

Y cuando los participantes suspendieron el analgésico Celebrex (celecoxib) sin preocuparse por los efectos adversos, desarrollaron más pólipos que quienes siguieron tomando placebo durante el estudio.

Entonces, ¿quiénes estén preocupados por el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal deberían considerar utilizar Celebrex?

"Este estudio no facilita esa decisión", dijo el doctor Andrew Chan, del Hospital General de Massachusetts y de la Escuela de Medicina de Harvard, y que no participó del estudio, publicado en American Journal of Gastroenterology y financiado por Pfizer, que comercializa Celebrex.

Este no es el primer estudio que sugiere que Celebrex y fármacos similares, los inhibidores de la COX-2, reducirían el riesgo de desarrollar cáncer de colon, indicó, pero los usuarios deben comparar ese beneficio potencial con el aumento del riesgo de tener problemas cardíacos.

Y opinó que más usuarios optarían por las colonoscopías de control para detectar la enfermedad en estadios tempranos en lugar de tomar fármacos riesgosos por años.

Pero la pesquisa no sería suficiente para las personas sin problemas cardiovasculares y con alto riesgo de desarrollar cáncer de colon (porque alguna vez se lo habían diagnosticado o por antecedentes familiares). "En ellos, debería considerarse el uso de fármacos como estos", dijo.

El cáncer colorrectal es el tercero más común en hombres y mujeres; afecta a 1,2 millones de personas por año.

El equipo de Nadir Arber, de la Universidad de Tel Aviv, revisó información de 1.561 personas con antecedentes de cáncer colorrectal. Más de la mitad había recibido Celebrex durante tres años, antes de que los problemas de seguridad cardiovascular obligaran a los investigadores a suspender el estudio.

Luego, el equipo siguió durante dos años más a aquellos que querían continuar en la investigación y registró quiénes desarrollaban nuevos pólipos, incluidos los avanzados con indicios de que podrían volverse cancerosos. La mitad del grupo inicial aceptó continuar el estudio.

Los usuarios de Celebrex fueron más propensos a desarrollar problemas cardiovasculares, con un 66 por ciento más riesgo de tener trastornos cardíacos graves.

Pero, en los cinco años de estudio, los usuarios de Celebrex fueron también menos propensos a desarrollar pólipos nuevos y avanzados que los usuarios de placebo (un 51 frente a un 58 por ciento).

Aun así, en el quinto año del estudio, el 27 por ciento de los usuarios de Celebrex desarrolló pólipos, comparado con el 16 por ciento de los usuarios de placebo, lo que se traduce en un 66 por ciento más riesgo que en los que habían tomado Celebrex previamente.

También en ese último año, los que habían tomado Celebrex eran más propensos a desarrollar pólipos avanzados.

Aun así, Arber dijo que los resultados son "muy promisorios" y dijo que está investigando cómo identificar a los pacientes que podrían beneficiarse con el fármaco sin efectos adversos.

FUENTE: The American Journal of Gastroenterology, online 19 de abril del 2011