Jueves, 12 de Mayo de 2011

Netanyahu no quiere que un barco español se sume a la Flotilla

El primer ministro israelí llamó a Zapatero para pedirle que impidiese que la iniciativa Rumbo a Gaza se una a la Segunda Flotilla de la Libertad

PÚBLICO.ES / EFE ·12/05/2011 - 18:36h

La Flotilla de la Libertad.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que trate de impedir que barcos españoles participen en la Segunda Flotilla por la Libertad, que pretende llegar a la Franja de Gaza la tercera semana del próximo mes de junio.

Netanyahu telefoneó el pasado martes a Zapatero para mostrarle su preocupación por la iniciativa de la plataforma española Rumbo a Gaza de fletar un barco para unirse a la nueva flotilla internacional, cuyo fin es llevar ayuda humanitaria a la población palestina en Gaza.

El primer ministro israelí aseguró a Zapatero que su país no permitirá a la flotilla arribar a Gaza y que lo más aconsejable sería convencer a sus promotores de que desistan en su propósito. Netanyahu también hizo hincapié en que la situación humanitaria de este territorio palestino no es tan grave como tratan de hacer ver los promotores de la flotilla.

La ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, afirmó ayer desde Estambul que la mejor manera de levantar el embargo a Gaza es a través de la presión diplomática y no con nuevas flotillas por el riesgo que ello entraña. Jiménez opinó que el reciente acuerdo entre las facciones palestinas de Hamás y Al Fatah abre una "buena oportunidad" para que se avance en el final del bloqueo.

Netanyahu cree que la situación humanitaria de Palestina no es tan grave

No es la primera vez que Netanyahu hace una advertencia similar. Hace unas semanas, ya reunió a sus diplomáticos y fuerzas de seguridad para ordenarles que hicieran todo lo necesario con el fin de evitar que la flotilla alcance la franja.

El pasado martes, los promotores de la Segunda Flotilla se reunieron en la Eurocámara con varios eurodiputados para presentarles su proyecto y pedir su apoyo. Willy Meyer, europarlamentario de Izquierda Unida, y el irlandés Paul Murphy, eurodiputado socialista, confirmaron entonces que también se embarcarían en la expedición.

La primera flotilla fue abordada el año pasado por el ejército israelí, que asesinó a diez activistas e impidió que los barcos llegasen a territorio palestino.

Noticias Relacionadas