Jueves, 12 de Mayo de 2011

Factores de riesgo cardíaco aumentan en "occidentalizada" Corea

Reuters ·12/05/2011 - 14:15h

A medida que Corea se ha "occidentalizado", la cantidad de adultos con múltiples factores de riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes trepó constantemente, reveló un estudio surcoreano.

Los hallazgos, publicados en la revista Diabetes Care, instan a mayores esfuerzos preventivos para desacelerar esa tendencia y, a nivel más general, resaltan la importancia de llevar una dieta saludable y hacer ejercicio para todas las personas de los países desarrollados.

La investigación, dirigida por Kwang Kon Koh, del Centro Médico Gil en Incheon, observó las tasas de crecimiento del síndrome metabólico en Corea durante un período iniciado a fines de la década de 1990.

El síndrome metabólico es un conjunto de factores de riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 y accidente cerebrovascular (ACV).

Los coreanos están comiendo más alimentos "occidentales", mirando más televisión y haciendo menos ejercicio que hace una década.

"El número de personas con síndrome metabólico está aumentando en todo el mundo y los cambios en los factores socio-ambientales contribuyen a ese incremento", escribieron Koh y colegas.

Los expertos añadieron que debido a cambios rápidos recientes sucedidos en Corea del Sur, tanto en el ambiente como en el estilo de vida, una investigación como esta ayudaría a fijar estrategias para lidiar con el problema.

Las personas con síndrome metabólico generalmente presentan al menos tres de varios factores de riesgo, entre los que se encuentran: obesidad abdominal, presión arterial elevada, altos niveles de azúcar en sangre, baja cantidad de colesterol "bueno" HDL y elevados triglicéridos (un tipo de grasa sanguínea).

En 1998, el estudio reveló que el 25 por ciento de los adultos coreanos de más de 20 años tenía síndrome metabólico. Para el 2007, la cifra había crecido hasta algo más del 31 por ciento, cerca de la tasa del 34 por ciento observada en Estados Unidos en ese momento.

El lapso se corresponde con un momento de rápido crecimiento económico en Corea y con los cambios poco saludables en el estilo de vida que suelen acompañar ese proceso.

La obesidad abdominal, el bajo HDL y los altos triglicéridos se volvieron más comunes, según el estudio, basado en un sondeo de salud periódico del Gobierno sobre adultos de 20 años en adelante.

El único factor positivo fue la reducción de la tasa de presión arterial elevada, lo que se debería a que la dieta tradicional coreana contiene mucha sal y los cambios habrían disminuido su ingesta.

"Deberían enfatizarse cambios en el estilo de vida, como el ejercicio regular y una dieta saludable baja en sodio, carbohidratos y grasa", señalaron los investigadores.

Este no es el primer estudio que encuentra problemas en Asia por la occidentalización de los países en rápido crecimiento económico.

Un trabajo reciente en India reveló tasas crecientes firmes de obesidad, hipertensión y diabetes en adultos jóvenes que expertos siguieron durante siete años.