Jueves, 12 de Mayo de 2011

CaixaBank espera llegar a tener un millón de accionista a medio plazo

EFE ·12/05/2011 - 10:50h

EFE - El presidente de la Caixa, Isidre Fainé. EFE/Archivo

CaixaBank, el nuevo banco de La Caixa, espera llegar al millón de accionistas a medio plazo, frente a los aproximadamente 300.000 que tiene ahora Criteria, según ha explicado hoy el presidente de Criteria CaixaCorp, Isidro Fainé, en un encuentro con la prensa antes de la junta de Criteria.

La junta de accionistas de Criteria tiene previsto aprobar hoy la transformación de la compañía que posibilitará la creación de CaixaBank, que tendrá el negocio financiero, asegurador, las participaciones en bancos internacionales y gestores de inversión colectiva y las participaciones de Telefónica y Repsol.

Caixaholding se quedará con el resto de participadas industriales, como Gas Natural, Abertis o Port Aventura, el negocio inmobiliario y la obra social.

Tras la junta, se prevé poner en marcha la emisión de bonos convertibles en acciones por valor de 1.500 millones, que permitirá duplicar los 300.000 accionistas de Criteria con el objetivo de llegar a un millón más a medio plazo, lo que puede diluir la participación de la Caixa en CaixaBank en un 7%, frente al actual 81%.

La emisión de bonos se hará en dos plazos en 18 y 36 meses y, según el vicepresidente de Criteria, Juan Maria Nin, en el momento que se anunció la operación hubo ofertas del mercado de capitales, pero el reto de la entidad es mantener la base accionarial "coherente" a un negocio minorista, que ahora es de 10 millones de clientes.

Fainé ha explicado que hay gente que durante años ha querido ser accionistas de la caja, por lo que estos bonos pueden tener mucha demanda y creen que el número de accionistas se puede doblar "sin demasiadas complicaciones", ha dicho.

El presidente de Criteria ha señalado que La Caixa siempre va a tener la mayoría de CaixaBank y, aunque vaya bajando su participación, siempre tendrá "el control y la mayoría".

El presidente de Criteria, que también presidirá CaixaBank, ha explicado que prevén pasar de una cuota de mercado del 10 al 15% en España y tiene como reto pasar de las aproximadamente 5.500 oficinas actuales en España a las 6.000 cuando lleguen a la cuota de mercado a la que aspiran.

Esta situación, según Fainé, vendrá acompañada de una economía que se va recuperando "poco a poco", en función de la reducción del déficit y que dentro de un tiempo crecerá un 2%, ha señalado.

Además, CaixaBank consolidará sus posiciones en los mercados en los que ya está posicionado, como Asia, América y Europa del Este.

Nin ha hecho hincapié en que este crecimiento será "equilibrado" en productos y segmentos y de manera "orgánica e inorgánica".

Fainé ha explicado que Caixaholding no piensa salir a Bolsa, de momento, y seguirá actuando como inversor en el sector industrial, como ha venido haciendo.

Conforme aumente la actividad de CaixaBank, el peso del sector industrial se irá reduciendo desde el actual 25% hasta un 10% aproximadamente.

Sobre las inversiones en Portugal, Fainé ha dicho que el ajuste puede ser más duro de lo que parece, pero que "confían" en Portugal y que el banco luso BPI es una entidad solvente con capacidad de recapitalización.

Fainé ha explicado que quiere seguir repartiendo dividendo e incrementándolo en la medida de lo posible.