Jueves, 12 de Mayo de 2011

Los hijos de Bin Laden reclaman justicia

La familia del líder terrorista quiere denunciar a Estados Unidos por la "ejecución de un hombre desarmado"

ISABEL PIQUER ·12/05/2011 - 01:00h

Los hijos de Osama bin Laden han condenado a Estados Unidos desde las páginas del diario The New York Times por "ordenar la ejecución de un hombre desarmado", y han pedido a Washington que aclare las circunstancias de la operación Gerónimo. Mientras, la muerte del líder de Al Qaeda sigue reportando dividendos al presidente Barack Obama, que alcanza sus mejores niveles de popularidad.

En una declaración remitida al diario neoyorquino, los hijos adultos del que fuera líder de la red terrorista aseguraron "no estar convencidos de la muerte" de su padre biológico, ante la falta de pruebas disponibles, como "el cadáver, fotografías o vídeos", y pidieron la publicación de "datos concluyentes".

Omar y Najwa amenazan con acudir a la Corte Penal Internacional

Bin Laden, dijeron sus hijos Omar y Najwa, tenía que haber sido "detenido y juzgado en un tribunal para aclarar toda la verdad". En el comunicado publicado aseguran no entender "la conveniencia de tal asesinato, en el que el derecho internacional ha sido violado de manera flagrante" y toman como referencia los juicios del expresidente iraquí Sadam Husein y el yugoslavo Slobodan Milosevic. "Matar de forma arbitraria no es una solución a los problemas políticos", escribieron Omar y Najwa bin Laden en The New York Times.

También se quejaron por no haber sido contactados "para recibir el cadáver", ya que su "repentino entierro sin testigos le privó de recibir los servicios religiosos propios de un musulmán", y pidieron a las autoridades paquistaníes liberar "a todos los menores" y repatriar a la familia a su país de origen, "especialmente las mujeres, para evitar una mayor opresión".

Una investigación de la ONU

Obama alcanza sus mejores niveles de popularidad en dos años, con un 60%

Tras reafirmar su desacuerdo con la ideología de su padre, los hijos de Bin Laden pidieron "una investigación de la ONU para conocer la exactitud de los hechos relatados por Estados Unidos", y se mostraron dispuestos a presentar su caso ante la Corte Penal Internacional o la Corte Internacional de Justicia porque "se debe tomar nota de la violación del derecho internacional".

La polémica no ha afectado en absoluto a los sondeos en EEUU. El respaldo de los estadounidenses a Obama ha aumentado exponencialmente desde que la semana pasada se ejecutó la operación que acabó con la vida del terrorista. La mayoría de sus conciudadanos aprueban ahora su trabajo al frente del Gobierno, su política exterior y su gestión en Afganistán. La encuesta más reciente de Associated Press sitúa la popularidad del presidente estadounidense en un 60%, su nivel más alto de los dos últimos años.

Y aunque la Casa Blanca sabe que las encuestas no sobrevivirán al duro enfrentamiento que se avecina con los republicanos para elevar el techo de la deuda en Estados Unidos, el presidente disfruta del breve respiro.