Jueves, 12 de Mayo de 2011

La segunda oportunidad de David Lucas

Tiene el reto de sumar Móstoles al 'cinturón rojo' de Madrid

ELENA HERRERA ·12/05/2011 - 01:00h

David Lucas, en la sede del PSOE de Móstoles. á.navarrete

Es el hombre llamado a recuperar para los socialistas la ciudad de Móstoles, gobernada por el PP desde 2003, y cerrar así la hebilla del llamado cinturón rojo, los pueblos del sur en manos del PSM. Pero David Lucas tiene además otro reto, el de restablecer la agrupación local, suspendida en 2008 por las guerras internas que tantos quebraderos de cabeza dieron en Callao (la sede de los socialistas).

A finales de 2010, pocos imaginaban que Lucas, el azote de Gallardón en el Ayuntamiento de Madrid en los últimos cuatro años, fuera a volver al sur, adonde se forjó como político, primero como concejal y después como vicealcalde de Getafe. Ahora afronta un reto que califica de "exigente, pero bonito" y asegura que Móstoles es su "único horizonte". Tanto es así, que alaba al hombre que le quitó el puesto en el número uno de los socialistas en la capital, Jaime Lissa-vetzky. "Ganó el debate del lunes porque dijo verdades como puños", asegura.

Estaba destinado a competir con Gallardón, pero le sucedió Lissavetzky

Es consciente de que no es una cara conocida en Móstoles, donde gobierna Esteban Parro (PP), y por eso comenzó la campaña a pie de calle en marzo. Dice que desde entonces ha gastado tres pares de zapatos y que ha mantenido reuniones con más de cien colectivos y firmado 80 convenios con entidades.

Si el 22 de mayo los mostoleños lo eligen, asegura que la lucha contra el paro será su "máxima prioridad". Tiene en la cabeza la creación un pacto por el empleo. Dice que lo primero que hará cuando ocupe la alcaldía será "llamar a los sindicatos, a los empresarios, a los partidos políticos, a la Universidad Rey Juan Carlos... y a todo aquel que quiera participar" para crear un acuerdo que dinamice la ciudad.

Lucas apuesta, además, por una "férrea defensa" de la sanidad y la educación públicas y por universalizar la ayuda a domicilio. Asegura también que hará todo lo posible por "eliminar el despilfarro" reduciendo los altos cargos y los gastos en propaganda.

Desde marzo ha gastado "tres pares de zapatos a pie de calle"

10.000 aparcamientos

Tampoco olvida el problema de estacionamiento en la ciudad. "Crearemos 10.000 plazas de aparcamiento", dice justo antes de mostrar su bono de diez viajes del Metrosur. "A la gente le extraña, pero muchas veces vengo en metro porque aparcar es un infierno".

Todavía vive en Getafe, pero asegura que ya está buscando casa en Móstoles. No quiere ni oír hablar de derrota, pero afirma que es una persona que siempre cumple sus compromisos. Si los resultados no le son favorables el 22-M asegura que se quedará en la oposición. "No soy de los que huyen ni de los que se marchan", asevera.

Noticias Relacionadas