Jueves, 12 de Mayo de 2011

Pacheco siempre llama dos veces

Se presenta de nuevo en Jerez, donde fue alcalde durante 24 años

FERNANDO VICENTE ·12/05/2011 - 08:20h

Pedro Pacheco, en campaña electoral. efe

El prejubilado de Cajasol Pedro Pacheco ha vuelto. "Estaba tranquilo en casa, leyendo, reflexionando y viendo cómo Jerez se va a la deriva", dice. Tras 24 años ininterrumpidos como alcalde de Jerez (Cádiz), otros 24 como diputado autonómico, y dos como parlamentario europeo, Pacheco descubrió que era superior a sus fuerzas: "Me duele la situación en que se encuentra Jerez, es lo que me ha motivado a renunciar a la jubilación y ofrecerme, porque tengo ganas, fuerza y experiencia para ayudar a que vuelva a ser lo que fue, una ciudad de prestigio y poderosa".

Y las encuestas dicen que tiene muchas posibilidades de gobernar. Claro que también vaticinan que por mucho que sea el candidato más valorado, para ocupar el sillón consistorial necesitará pactar con sus contrincantes, la actual alcaldesa socialista, Pilar Sánchez, y María José García Pelayo, del PP.

"Estaba tranquilo en casa, leyendo, viendo Jerez a la deriva", sostiene

Ambas sienten por él un rechazo más visceral que político. Quizá porque es consciente de ello, Pacheco pretende gobernar en minoría "con acuerdos puntuales". Para ello, puenteará a ambas buscando un pacto fuera del municipio: "Podemos ser clave para conformar la Diputación", dice con su tradicional optimismo. Fiel también a sus maneras, sin escrúpulos ideológicos, añade: "Ahí es dónde escucharemos las ofertas de PSOE y PP, tanto monta".

Pacheco, abogado, nacionalista y de izquierdas, es en realidad un populista indefinible que nunca aceptó ser segundo de nadie. Siendo un pipiolo de 23 años, entró en política en 1972 de la mano del que llegaría a ser el primer presidente socialista de la Junta de Andalucía, Rafael Escuredo. Tras pasar por la Junta Democrática, que aglutinaba a parte de la oposición de izquierdas al régimen franquista, se integró en el nacionalismo andaluz que lideraban Alejandro Rojas Marcos y Luis Uruñuela. Desde él se convirtió en 1979 en el primer alcalde democrático de Jerez, cargo que conservaría hasta 2003.

Apoyado por incondicionales

"Podemos ser clave para conformar la Diputación", dice el veterano político

Frases sonadas aparte, Pacheco es uno de esos políticos que sabe jugar con el enfrentamiento, incluso con los suyos si es necesario, para hacerse un hueco en las aperturas de los telediarios. Su tormentosa relación con los andalucistas de Rojas Marcos le llevó a prescindir del apoyo de su maquinaria de partido y a una escandalosa derrota electoral en 2007, que acabó con 28 años de éxitos políticos.

Esta vez, regresa apoyado por sus incondicionales, sin grandes partidos detrás, al frente de una nueva formación creada a su imagen y semejanza: Foro Ciudadano. Ha volcado su experiencia de ocho campañas en un único mensaje: vuelve para salvar a Jerez del desastre. "Sus 72.000 parados no son su principal problema. Es el Ayuntamiento", repite estos días una y otra vez.

Como siempre ha hecho, reclama la complicidad de sus 206.000 conciudadanos: "Jerez va a tener que salvar al Ayuntamiento como sea. Implicándose los empresarios, las cámaras de comercio, los sindicatos, los vecinos" Lo hará, dice "con sudor y lágrimas, pero sin sangre". Más descansado, pero el Pacheco de siempre.

Noticias Relacionadas