Miércoles, 11 de Mayo de 2011

El Hércules se despide

Los de Alicante, nuevo equipo de Segunda

ÁNGEL GARCÍA ·11/05/2011 - 23:46h

 

Con 35 años y saboreando los minutos como los últimos de su vida, Sendoa se ha hallado en la élite. Tras picar defensas en categorías ingratas, el vasco ha comenzado a degustar los platos de autor. Lástima sentirse elegido tras ser suplente de los suplentes, con más tiempo como espectador que como protagonista. De ahí la rabia en sus festejos cuando se encontró en los focos, cuando la grada le ajustaba el laurel y la gloria tras dos goles antes del descanso.

Pero su físico dijo basta y su salida, a los diez minutos del segundo acto, ofreció un panorama desalentador. El soliloquio del Hércules, que había tardado en verse bello jugando, fue cortado de raíz por los mordiscos a la contra que sufrió la zaga local. Emergieron los de Laudrup y se hicieron minúsculos los de casa, en su línea ya de sus exposiciones recientes. Al compromiso inicial, le tornó una actitud desidiosa en un territorio en el que debieron crecerse; su defensa.

Correteaba el Hércules por oficio, pero timoratos por una realidad en la que no son grandes, cuando deben salvar su portal. Y los bermellones sí se hicieron, al fin, con un mapamundi sencillo de interpretar con una ecuación memorizada: metros y velocidad. Ganaron prestaciones hasta lograr, en dos jugadas casi consecutivas, el empate, con un punto de oro que les salvaguarda en Primera una campaña más ante un Hércules que se despide de los partidos con pedigrí tras un año en las estrellas que comenzó cerca de los despachos.