Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Sólo Pedro es capaz de cabrear así a alguien

ANTONIO AVENDAÑO ·11/05/2011 - 22:58h

En cierto momento de la película La jungla de cristal aparece en escena uno de los terroristas cabreadísimo y dando patadas a todo lo que se le pone por delante. Acaba de tener un desafortunado encuentro con el policía protagonista, John McClane, en quien residen las esperanzas de liberación las víctimas. La esposa de McClane, Holly Genaro, al ver la colérica actitud del malo, mantiene esta breve conversación con otra de las rehenes del edificio secuestrado por los terroristas:

-Sigue vivo.

-¿Cómo lo sabes?.

-Sólo John es capaz de cabrear así a alguien.

Pedro Pacheco es el John McClane de la política andaluza. Sólo él es capaz de cabrear de cierta forma a sus adversarios y por supuesto a sus compañeros de partido. Quien fuera presidente del Partido Andalucista, Alejandro Rojas Marcos, lo sabe bien. Tan bien que ambos acabaron tarifando y el partido se rompió en dos, aunque en verdad fue sólo una de las muchas veces que el partido se rompió en dos. Ahora ya no se rompe: su último secretario general, Julián Álvarez, sin ayuda, él solo, con estas manitas, se ocupó de dejarlo en un estado de coma profundo del que su actual secretaria general y candidata por Sevilla, Pilar González, intenta hacerlo salir a base de honradez y buena voluntad.

Cuando todos lo daban por muerto, Pacheco cabalga de nuevo. Y lo hace después de haber cabreado a fondo a las dos últimas alcaldesas, la socialista Pilar Sánchez y la popular María José García Pelayo. Como Pilar Sánchez pierda la mayoría absoluta y Pacheco sea del nuevo el sheriff de la ciudad, la cólera de La jungla de cristal no será nada comparada con la que veremos en Jerez.