Miércoles, 16 de Enero de 2008

El Nikkei cierra a 13.500 puntos (-3,35%) su peor registro en más de dos años

EFE ·16/01/2008 - 10:07h

EFE - Un hombre pasa frente a un tablero indicador de los valores de la Bolsa, hoy en Tokio.

La bolsa de Tokio se dio hoy un fuerte batacazo, con una caída que dejó su principal índice en su peor registro en más de dos años, entre las preocupaciones por una recesión en EEUU y la falta de liderazgo político en Japón.

El Nikkei de la bolsa de Tokio perdió hoy 468,12 puntos, el 3,35 por ciento, hasta las 13.504,51 unidades, mientras el índice Topix, que reúne todos los valores de la primera sección, cayó 47,83 puntos, el 3,54 por ciento, y acabó en los 1.302,37 enteros.

El principal selectivo de Tokio ha acumulado ya cuatro días consecutivos de pérdidas, que le han hecho caer más de mil puntos, debido al constante temor a la crisis hipotecaria en Estados Unidos y sus implicaciones internacionales.

El Nikkei cerró hoy en su peor registro desde el 28 de octubre de 2005, cuando finalizó en 13.346,54 enteros.

La racha negativa de la bolsa tokiota se vio impulsada por la caída del dólar hasta las bandas de los 105 y 106 yenes, entre señales de que se ralentizará el consumo en Estados Unidos.

Por ello los conglomerados empresariales nipones sufrieron, una vez más, fuertes pérdidas, de hasta el 8 por ciento, lo que afectó sobre todo a las grandes empresas exportadoras.

Así, Sony cayó 400 yenes, o un 7 por ciento, hasta los 5.510 yenes; la casa de valores Mitsubishi perdió 230 yenes, o un 8 por ciento, hasta 2.505 yenes; Nissan retrocedió un 5 por ciento, o 52 yenes, hasta los 1.008 yenes, y Toyota se depreció 220 yenes, hasta los 5.310 yenes.

Las caídas fueron generalizadas también en el sector bancario, que perdió una media del 5 por ciento por la crisis de las hipotecas "basura" en Estados Unidos.

El grupo financiero Mizuho, el más cotizado en términos de valor, cayó 44.000 yenes, o casi un 9 por ciento, hasta los 459.000 yenes, mientras Mitsubishi UFJ retrocedió 47 yenes, o casi un 5 por ciento, hasta los 952 yenes, después de anunciar unas fuertes pérdidas de 467 millones de dólares por la crisis de las "subprime".

Analistas citados por la agencia local Kyodo explicaron que la fuerte caída en Tokio se enmarca en la "espiral global" de pérdidas en todos los mercados del mundo a causa de los temores sobre la economía de Estados Unidos.

Además, Masatoshi Sato, experto de Mizuho Investors Securities, apuntó que todo se ha visto empeorado por la falta de liderazgo en el Gobierno nipón, que no ha tomado posiciones acerca de las caídas en la bolsa.

El primer ministro nipón, Yasuo Fukuda, aseguró hoy mismo que la economía japonesa "no se está deteriorando" y que su Ejecutivo tomará la actitud de "esperar y ver" sobre las turbulencias financieras.

Las pérdidas en la bolsa de Tokio fueron generalizadas en todos los sectores, pero los más dañados fueron la minería, transporte marítimo y maquinaria, mientras crecieron los activos de las empresas de gas y electricidad, además de las farmacéuticas.