Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Finlandia da su apoyo al rescate de Portugal

Merkel debate con Barroso en Berlín la crisis de la deuda

PÚBLICO ·11/05/2011 - 18:39h

Los ministros de Finanzas de la UE aprobarán la próxima semana formalmente la ayuda financiera para Portugal, después de que se haya disipado la principal amenaza que pendía sobre el rescate, un veto por parte de Finlandia. Ayer, los dos partidos más votados en las últimas elecciones finlandesas, el Partido de Coalición Nacional (KOK) y el Partido Socialdemócrata (SDP), llegaron a un acuerdo para votar a favor de la ayuda al país luso en un debate que se celebra hoy en su Parlamento.

El ascenso electoral de la formación de extrema derecha Verdaderos Finlandeses, que se convirtió en la tercera fuerza política del país tras las elecciones del 17 de abril, hizo temer que el apoyo al rescate no consiguiera la mayoría parlamentaria necesaria. Este partido se mostró contrario durante la campaña electoral a que su país participase en los rescates, que requieren de unanimidad.

También hoy, el Bundestag alemán decide su apoyo al plan de rescate luso. El ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, explicó ayer a los parlamentarios germanos los detalles sobre las ayudas que solicitó Lisboa y sobre el montante de la participación de Berlín.

Paralelamente, en vísperas de la reunión del Ecofin, el Gobierno alemán está recibiendo esta semana a varios líderes para debatir sobre la crisis de la deuda europea, provocada por la incertidumbre sobre el rescate portugués y por la situación de Grecia, que necesitaría nuevas ayudas, informa Patricia Baelo. La canciller Angela Merkel se entrevista hoy con el presidente del Consejo Euro-peo, Herman van Rompuy, y ayer se reunió en Berlín con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso.

No hubo información oficial sobre lo tratado entre Merkel y Barroso. Según diversos medios alemanes, la canciller habría insistido en la posición de su Gobierno, que vincula la solidaridad de Alemania a que Atenas cumpla con el estricto programa de ajustes pactado hace un año. Además, ambos dirigentes habrían tratado el escenario financiero de la UE para 2014, sobre el que Barroso tiene previsto lanzar una propuesta oficial el próximo junio.