Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Médicos se niegan a pagar por formación "independiente": sondeo

Reuters ·11/05/2011 - 16:11h

Por Frederik Joelving

Mientras que los médicos aseguran que los fondos de la industria sesgarían su formación médica continua, se niegan a pagar por información imparcial.

La educación médica continua o EMC es un requisito para la mayoría de los médicos de Estados Unidos que quieren mantener vigentes la licencia o las certificaciones. Existe en distintos formatos, como los videos en internet, los artículos de revista y las conferencias.

La industria y las empresas que producen dispositivos médicos financian hasta el 60 por ciento de la industria multimillonaria de la EMC, lo que disemina la sospecha de que los intereses financieros estarían influyendo en la relación médico-paciente.

"Definitivamente, es una preocupación", dijo el doctor Jeffrey Tabas, emergentólogo de la University of California en San Francisco (UCSF). "Así es como seguimos aprendiendo y mantenemos la práctica", agregó.

Algunas instituciones comenzaron a separarse de las influencias comerciales, pero la UCSF y muchas otras siguen dependiendo del dinero de la industria farmacéutica.

El equipo de Tabas entrevistó a los asistentes de cinco cursos de EMC a cargo de la Sociedad Mundial de Sida-Estados Unidos, que recibe fondos de la industria.

Los investigadores hallaron que el 88 por ciento de los 770 médicos que respondieron la encuesta creía que el apoyo comercial podría sesgar las presentaciones durante el curso.

Menos de la mitad pensaba que tendría sentido pagar un valor más alto de inscripción a los cursos de EMC, pero sólo un 15 por ciento quería eliminar por completo el apoyo de la industria.

Según el estudio, publicado en Archives of Internal Medicine, los médicos gastan unos 1.400 dólares por año en EMC. Eso aumentaría a 3.500 dólares sin el apoyo de la industria farmacéutica y de los productores de dispositivos.

"Como perciben que el sesgo no es tan grande, no pagarían para reducirlo", dijo el autor. Otra posibilidad es que consideren que son inmunes a ese sesgo, no así sus colegas.

"Necesitamos nuevos modelos de financiamiento de la EMC que minimicen los conflictos. El mejor enfoque ahora es crear barreras entre el dinero y los formadores", dijo Tabas.

Esas barreras podrían, por ejemplo, asegurar que el dinero de la industria no es a cambio de fines específicos, como presentaciones sobre un fármaco. Pero Tabas reconoció que eso aleja a las empresas a participar en la EMC.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 9 de mayo del 2011