Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Casos de fiebre del dengue se duplican en viajeros británicos

Reuters ·11/05/2011 - 16:02h

Los casos de fiebre del dengue, una infección que se transmite a través de los mosquitos, aumentaron más del doble en Gran Bretaña el último año y la mayoría están relacionados con viajes a la India y a Tailandia, informaron el miércoles funcionarios de salud.

Datos de la Agencia de Protección de la Salud (HPA por su sigla en inglés) mostraron que hubo 406 casos de la enfermedad entre británicos que viajaron al exterior durante el 2010, una cifra muy por encima de los 166 casos informados en el 2009.

La fiebre del dengue no se produce naturalmente en Gran Bretaña, y la mayor proporción de casos se relaciona con viajes a la India (con 84 casos o el 21 por ciento) y a Tailandia (con 61 casos o el 15 por ciento), señaló la HPA.

"Estas estadísticas demuestran que la importancia de tomar precauciones para evitar picaduras de mosquitos se extienden a la protección de otras infecciones, no sólo la malaria", dijo la doctora Jane Jones, jefe de la sección de viajes y salud migratoria de la HPA.

La influencia global de la fiebre del dengue ha crecido drásticamente en las últimas décadas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 2.500 millones de personas -dos quintos de la población mundial- corren riesgo de dengue y cada año se producen unos 50 millones de infecciones con dengue en todo el mundo.

El incremento en los casos de dengue en Gran Bretaña también se vio acompañado por un alza del 34 por ciento en la cantidad reportada de fiebre de chikungunya, otra infección transmitida por los mosquitos, señaló la HPA. La mitad de los 79 casos de chikungunya del 2010 también se relacionó con viajes a la India.

Tanto el dengue como la chikungunya son endémicos en Asia y Africa y el dengue también es común en muchas otras partes del mundo, incluidos América Central y el Caribe, Sudamérica y el Pacífico Occidental.

Las enfermedades no se contagian de una persona a otra, sino sólo a través de la picadura de un mosquito infectado. Los síntomas de ambas incluyen la aparición repentina de una dolencia similar a la gripe con fiebre, dolor muscular, dolor de cabeza y erupción.

No existe vacuna o fármaco para prevenir o tratar el dengue ni la chikungunya y a diferencia de la malaria, en que las personas pueden tomar medicinas para prevenir la infección, no hay una opción farmacológica preventiva del dengue o la chikungunya.

El laboratorio francés Sanofi-Aventis es uno de los varios grupos y firmas que está buscando desarrollar una vacuna contra el dengue y actualmente la está evaluando en ensayos clínicos en etapa final.

Jones indicó que los turistas y otros viajeros deberían cubrirse bien el cuerpo y usar repelentes de insectos para minimizar el riesgo de ser picados por mosquitos, dado que los que transmiten el dengue y la chikungunya pican de día, mientras que los insectos que expanden la malaria están fundamentalmente activos por la noche.